Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ONG alertan a la sociedad de que el preacuerdo UE-Turquía sepultará los principios básicos de Europa

Un total de 16 ONG, entre las que figuran organizaciones de la Iglesia, entidades especializadas en asilo y de defensa de los Derechos Humanos han montado una acampada simbólica este miércoles 16 de marzo a las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid. El objetivo es alertar a la sociedad de que el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que podría firmarse en los dos próximos días sobre refugiados, sepultará para siempre los valores y principios comunitarios, lesionará derechos fundamentales y costará vidas humanas.
"Los ciudadanos hoy por hoy no tienen la información suficiente de que este tratado supone echar abajo todo lo que tenía que ver con los valores más importantes de la Unión Europea. No se trata sólo de los refugiados, se trata de nosotros (...) esperemos que esta Unión Europea no trate de engañar a los ciudadanos haciendo ley de algo que es una violación de los Derechos Humanos", ha señalado en declaraciones a Europa Press la secretaria general de CEAR, Estrella Galán.
En nombre del resto de las organizaciones, el director general de la sección española de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, ha expuesto las grandes razones por las que la sociedad civil organizada se opone a este acuerdo, que "no contiene compromisos concretos para incrementar el reasentamiento o para ofrecer rutas legales y seguras para las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo" e implica "comercio de personas sirias".
"La propuesta de que por cada persona refugiada siria que sea devuelta a Turquía desde Grecia se reasiente a otra también siria en la UE es inmoral y carece de fundamento jurídico sostenible. Lo que verdaderamente implica esta medida es que cada plaza de reasentamiento en la UE dependa de que otra persona siria arriesgue su vida embarcándose en la mortal ruta por mar a Grecia", ha afirmado.
Además, aunque quienes solicitan protección internacional tienen derecho a procedimientos "individuales y con todas las garantías", el acuerdo "entraña el riesgo de expulsiones colectivas" a un país que además, "no es seguro" para estas personas, de las que un tercio son niños y a quienes no se da "una solución".
"Hemos documentado devoluciones de sirios a Siria por parte de Turquía. Hemos documentado que se han cerrado fronteras en determinados momentos, como cuando hubo una ofensiva sobre Aleppo, para no dejar salir a los refugiados, y luego están las condiciones deplorables en las que están las personas en esos campos, dos millones y medio de personas, incluyendo muchos niños sin acceso a escolarización", ha relatado Beltrán.
En opinión de estas 16 organizaciones, todo esto "indica que no es un lugar seguro" pero además, se debe considerar que "las leyes de Turquía sólo reconocen a refugiados que son europeos para darles toda la protección por lo tanto, a los que no lo son no se les va a dar". "Turquía no es un país seguro para los refugiados".
Beltrán espera que se rechace la porpuesta en Bruselas y advierte de que "no valen acuerdos cosméticos en que se intenta mantener apariencia de legalidad" porque "el punto fundamental es que Turquía no es un lugar seguro para los refugiados". Esa es la posición que espera asuman España y el resto de socios europeos.
Con todo, la portavoz de ACCEM, María Tejada, ha advertido de que "no se trata de cambiar Turquía por otro país, sino de que el derecho de asilo está en peligro" porque la clave es que "no se puede devolver a las personas, intercambiar un tipo de refugiado por otro y no se puede mercadear con una crisis tan tremenda".
En cuanto al argumentario sobre la lucha contra las mafias, en ACCEM tienen claro que es "absolutamente inadmisible que se utilice esa excusa. "Lo único que va a hacer es reforzar las mafias porque las personas van a seguir huyendo porque no van a tener otra salida y lo único que va a pasar es que las mafias van a buscar rutas más largas, más caras y más peligrosas y la gente va a sufrir mucho más", ha añadido.