Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide ayuda alimentaria urgente para los afectados por las inundaciones en Corea del Norte

La ONU ha pedido que se proporcione "inmediatamente" ayuda alimentaria a las personas afectadas por las inundaciones en Corea del Norte, donde cien personas han muerto y más de 62.000 personas se han quedado sin hogar desde mediados del pasado julio.
La oficina del coordinador residente de Naciones Unidas en la capital norcoreana, Pyongyang, publicó un informe este jueves según el cual las lluvias torrenciales de las dos últimas semanas de julio desencadenaron inundaciones y provocaron graves daños en viviendas, edificios públicos, infraestructuras y campos de cultivo.
Según los datos del Gobierno norcoreano citados por la Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA, por sus siglas en inglés), desde el 18 de julio han muerto 119 personas, más de 84.000 se han quedado sin hogar y unas 46.000 hectáreas de cultivos han quedado destruidas.
KCNA indicó el pasado miércoles que los aguaceros que se produjeron en zonas costeras del este y el oeste del país el 29 y el 30 de julio causaron la muerte de 31 personas y la desaparición de otras 16. Esto se suma a un balance de víctimas anterior según el cual 88 personas habían fallecido como consecuencia de las inundaciones ocurridas entre el 18 y el 29 de julio.
Los tres condados más perjudicados son Anju y Songchon, en la provincia de Pyongan del Sur, y Chonnae, en la provincia de Kangwon. La ONU ha señalado que la población de esas zonas necesita "asistencia alimentaria inmediata".
Como consecuencia de las averías en los sistemas de suministro de agua, la inundación de pozos y bombas de agua manuales y el hacinamiento (debido a que muchas casas han quedado destrozadas), el acceso a agua limpia y a atención médica es una cuestión "prioritaria" para evitar que surjan enfermedades, según el informe.