Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU desconoce la situación de Solecki tras expirar el plazo dado por sus captores

La ONU aseguró hoy que desconoce la suerte de su trabajador secuestrado en Pakistán, el estadounidense John Solecki, después de que ayer expirara el ultimátum dado por sus captores, que amenazaron con matarlo si no se cumplían sus exigencias.
"No tenemos ninguna información nueva. Hablamos con el Gobierno pero de momento no tenemos más datos", dijo a EFE una portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Jennifer Pagonis.
"Por supuesto, esperamos que esté vivo y que sea liberado pronto, pero de momento no sabemos nada", insistió.
Sin embargo, el ministro paquistaní de Exteriores, Shah Mehmud Qureshi, aseguró ayer, poco antes de que expirara el plazo dado por los secuestradores, que las autoridades han hallado su paradero y pronto podría ser liberado, según la edición digital del diario "Dawn".
Qureshi anunció la creación de una comisión para estudiar las demandas de los secuestradores y precisó que fuerzas paquistaníes ya han rodeado el área en la que supuestamente Solecki se halla cautivo.
Sin embargo, el Gobierno por el momento quiere evitar poner en peligro su vida y dar pasos arriesgados para liberarlo, según Qureshi.
La portavoz del ACNUR consultada por EFE no pudo confirmar este extremo y reiteró que su organismo no tiene nueva información sobre el secuestro.
Solecki, jefe de la oficina del ACNUR en la ciudad de Qüetta, capital de la provincia suroccidental de Baluchistán, desapareció el pasado 2 de febrero y un grupo separatista de la región reivindicó su secuestro.
El Frente Unido de Liberación de Baluchistán (FULB) amenazó el pasado 1 de marzo con matar a Solecki en un plazo de cuatro días si las autoridades no excarcelaban a 1.109 personas que, según el grupo, se hallan bajo su custodia.
"Hemos creado un comité de algo nivel, que incluye a oficiales y políticos de alto rango, para hallar el paradero de las personas supuestamente desaparecidas que aparecen en la lista" ofrecida por el FULB, explicó Qureshi, quien añadió que algunos de ellos se encuentran en "sus casas", mientras que otros están "bajo custodia judicial".
A mediados de febrero los captores distribuyeron un vídeo a la prensa en el que el trabajador del ACNUR, que padece hipertensión y problemas renales, aseguraba no encontrarse bien y pedía ayuda para ser liberado.
En la provincia de Baluchistán operan varios grupos nacionalistas armados que luchan desde hace décadas por la independencia o una mayor autonomía de la región.