Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OSPAR fracasa en su intento de proteger un área marina del Ártico por oposición de Islandia, Noruega y Dinamarca

España, uno de los impulsores de la propuesta, lamenta el fracaso y cree que se volverá a proponer en 2017
El Convenio OSPAR, sobre la protección del medio ambiente marino del Atlántico Nordeste, no ha logrado acordar esta semana en Tenerife la creación de un área marina protegida en el 10 por ciento del Ártico por la oposición de los países más cercanos a este enclave, Islandia, Noruega y Dinamarca, según ha informado la jefa de la delegación española en la Comisión OSPAR, Ainhoa Pérez, al término de la reunión anual.
Así, Pérez, ha explicado a Europa Press que se ha producido una "división de opiniones" de los países ribereños del Ártico --Islandia, Noruega y Dinamarca-- y "solo" se ha acordado "reforzar" los contactos con el Consejo Ártico, que es un acuerdo diplomático que incluye también a países como Canadá, Estados Unidos o Rusia, ya que estos consideraban que ese debe ser el foro de discusión.
"No ha habido acuerdo sobre la declaración de un área marina protegida en aguas fuera del Ártico, a pesar del esfuerzo importantes de algunas partes contratantes, como España, entre otros, que teníamos una mayor ambición y pensábamos que OSPAR debe dar pasos decididos en esa dirección", ha lamentado Pérez, también directora técnica de la división para la protección del mar en MAGRAMA.
Además, duda de cómo se podrá avanzar en la colaboración con el Consejo Ártico y ha adelantado que algunas partes contratantes propondrán que se vuelva a incluir este reto en la próxima reunión anual de OSPAR en 2017.
Sin embargo, ha admitido que las partes intentan ser positivas y pensar que "al menos se abre una vía de colaboración", pero ha subrayado que España defendía que OSPAR tuviera un papel "más protagonista" en la declaración de áreas marinas protegidas, no solo en el Ártico "pero muy especialmente y también en el resto del atlántico".
Asimismo, ha recordado que la aspiración es proteger un 10 por ciento del área marina mundial y, hasta ahora, el área de OSPAR en el Ártico tiene solo un 2 por ciento de sus áreas protegidas pero dentro de la jurisdicción de los Estados.
HOLANDA, NUEVA PRESIDENCIA
Respecto a otros asuntos, la jefa de la delegación ha señalado que España, después de años, ha terminado este viernes su presidencia de OSPAR, bajo la batuta de Víctor Escobar, que terminó dos mandatos y le pidieron por unanimidad que siguiera dos años más. Así, la Presidencia de OSPAR está desde este viernes en manos de Países Bajos, en manos de Carien van Zwol.
Por otro lado, ha añadido que durante la reunión anual que se ha celebrado en Tenerife, se han aprobado las otras cuatro recomendaciones que había sobre la mesa y que se refieren a la pesca de basura marina, a intermareales, al salmón y una sobre armonización de la reglamentación de químicos en la industria de los hidrocarburos, al tiempo que se han aprobado indicadores y valores de evaluación para realizar un informe común del estado del medio ambiente marino en el atlántico nordeste.
Por otro lado, ha celebrado que una de las cuestiones planteadas por España haya sido valorada como muy positiva por los países que integran OSPAR. Se trata de la propuesta para que la Macaronesia, Canarias y Madeira, formen parte del espacio OSPAR. De este modo, las partes han valorado que sería muy positivo para la protección del medio marino atlántico y se ha invitado a España y Portugal que lo evalúen para su propuesta en la próxima reunión en 2017.
En cuanto al resultado del referéndum en Reino Unido, la jefa de delegación española en OSPAR ha apuntado que en Tenerife se ha comentado "a nivel informal" la cuestión ya que la Secretaría del Convenio está en Londres.
En todo caso, ha confirmado que el Reino Unido seguirá en OSPAR pese a su salida de la Unión Europea y cree que, de hecho, el Convenio reforzará su papel en el país británico porque será "la única vía" para coordinar medidas de protección del medio marino en Reino unido.
GREENPEACE LAMENTA EL FRACASO
Sobre el resultado de la reunión, la organización Greenpeace ha lamentado que el "apoyo mayoritario" en OSPAR ha sido sin embargo "insuficiente" para proteger un área del Ártico y ha puesto en evidencia que Noruega, Dinamarca e Islandia "se quedan solos" en su posición.
Además, ha reivindicado su trabajo y campañas por la protección del Ártico, que han estado en el centro de OSPAR y considera que la posición de Greenpeace ha logrado "un posicionamiento mayoritario y contundente en su favor" frente a países como Noruega, que sigue dando permisos de perforación petrolera en sus aguas.
"Noruega, Dinamarca e Islandia se aislados en su posición en contra", denuncia la ONG que lamenta que hayan bloqueado todos los intentos de llegar a un acuerdo que habría ayudado a mantener una de las zonas más delicadas y frágiles del mundo jurídicamente protegida y fuera de los límites a las industrias destructivas.
Para la representante de la delegación política de Greenpeace en OSPAR, Sara del Río, ha criticado a estos tres países por evitar un resultado positivo y el mandato de OSPAR era claro, por lo que "no había justificación para retrasar su protección".
Sin embargo, la ONG ha anunciado que seguirá con su campaña mundial para salvar el Ártico y exige de nuevo a los estados del Ártico y de la comunidad internacional que protejan el Ártico de las industrias destructivas, con la creación de un santuario en las aguas internacionales alrededor del Polo Norte.