Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Obispado de Girona pide a sus curas y catequistas certificar que no tienen antecedentes de abusos sexuales

El Obispado de Girona ha pedido a los curas y catequistas que dependen de su organización territorial que aporten un certificado que confirme que no tienen antecedentes penales por delitos de abusos sexuales.
El portavoz del Obispado de Girona, Miquel Calsina, ha explicado a Europa Press que la medida afectará a unas 800 personas, pero que quedan fuera "otras actividades eclesiásticas como los monitores".
Calsina también ha señalado que será el Obispado quien recoja toda esta información y la presentará después de forma conjunta, tal y como se explicita en la ley de personas que trabajan con menores de edad.
Asimismo, Calsina ha dejado claro que el Obispado de Girona las canalizará para hacer más ágil el trámite, pero ha recordado que "también se puede hacer individualmente" por parte de las personas que deben presentarlo.
El certificado se ha solicitado a personas que ya están ejerciendo y a aquellas que se espera que se incorporen en breve, y responde a que desde 2015 todas aquellas personas que trabajan con menores están obligadas a demostrar que no tienen antecedentes por abuso sexual.