Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obispos vascos celebran la anulación del decreto vasco sobre religión que "relegaba la asignatura a la marginalidad"

Los Obispados de Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Kristau Eskola han mostrado su satisfacción por la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anula el Decreto del Gobierno vasco sobre la asignatura de Religión en Bachillerato y que, a su juicio, "relegaba la asignatura a la marginalidad".
La normativa, aprobada en 2009 por el anterior Gobierno tripartito, permitía a los centros educativos de la comunidad autónoma sacar la asignatura del horario lectivo.
En una nota, los firmantes entienden que la sentencia "vuelve a dar amparo al derecho constitucional de los padres" para que sus hijos puedan recibir en el sistema educativo-pública o de iniciativa social "la educación religiosa y moral que sea conforme a sus principios y convicciones".
Sin embargo, han lamentado que, "desgraciadamente", los tres años y medio transcurridos desde la entrada en vigor del Decreto han provocado que la asignatura de religión "haya dejado de cursarse en la gran mayoría de los centros públicos, o que haya quedado reducida a una situación marginal en otros".
"Por la vía de los hechos consumados se ha impuesto una discriminación contra la Educación Religiosa, que ahora se demuestra que era contraria a derecho", han agregado.
Por ello, han solicitado a la actual consejería de Educación del Gobierno vasco, que, ante el inicio del curso escolar, realice "sin demora" las gestiones necesarias para restablecer el orden legal correspondiente a la Asignatura de Religión, "sin ningún tipo de discriminación y con el rango académico que le corresponde".
Ello comprende la oferta, para la elección libre del alumno, de la Asignatura de Religión o de otra Asignatura alternativa, que sea equiparable y evaluable, y que no debe entrar en el contenido curricular de otras materias.