Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obispos católicos de todo el mundo piden apoyo urgente para evitar que Israel construya un muro de seguridad en Belén

Un total de trece obispos católicos de Sudáfrica, Finlandia, Islandia, España, Francia, Canadá, Reino Unido, EE.UU., Irlanda, Alemania, Polonia y Andorra han pedido a la comunidad internacional "apoyo urgente" para evitar la intención de Israel de construir un nuevo muro de seguridad que pase por la localidad cisjordana de Beit Jala, situada entre Jerusalén y Belén, donde viven un total de 58 familias palestinas cristianas, según ha informado la Conferencia Episcopal Española (CEE).
Los obispos, agrupados en la Coordinadora para Tierra Santa, han alertado de "la amenaza de perder su tierra y de sus medios de vida" que supone la construcción del muro "ya que destruirá viñedos, olivares y huertos, y les separará de sus tierras", según han explicado.
Además, aunque han reconocido el "derecho del Estado de Israel a la seguridad y a tener fronteras seguras", han destacado que el trazado del muro excede "en tres cuartas partes de su trazado" de la Línea Verde que la comunidad internacional reconoce como los límites del mismo.
A su juicio, la intención del gobierno israelí con la construcción del muro es "consolidar zonas de asentamientos y separar de forma permanente Belén respecto de Jerusalén" por lo que han insistido en la ilegalidad de la construcción del muro --de acuerdo con una opinión consultiva de referencia de la Corte Internacional de Justicia-- y en la "violación flagrante" que supone de cara a los acuerdos de Ginebra y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Por ello, coincidiendo con el próximo arranque (este miércoles) de la Vista Oral para la construcción del muro que separaría las dos ciudades emblemáticas para la tradición cristiana, los prelados católicos han pedido oraciones para evitar la construcción del muro.
Además, han reiterado su petición a los gobiernos de los países para que "animen a Israel a cumplir con la ley internacional" y a que "respete los medios de vida de estas familias para que el pueblo de Beit Jala sea protegido de una mayor expropiación de sus tierras y hogares".
El Papa Francisco confirmó el pasado 5 de enero que visitará las dos ciudades (Jerusalén y Belén) los días 24 y 26 de mayo, en un viaje a Tierra Santa durante el que también visitará Ammán, la capital jordana, tras haber sido invitado tanto por el presidente israelí, Shimon Peres como del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas.