Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obsesionados con el espejo

Un estudio del Reino Unido afirma que podemos llegar a mirarnos al espejo hasta 72 veces al día. Si es usted una persona que se mira en todos los espejos por los que pasa, ya sean retrovisores de coche, escaparates, espejos de casa o cualquier superficie que refleje su imagen, entonces sufre lo que se llama Captotrofilia. Esta enfermedad se caracteriza por tener una obsesión por mirarse continuamente en los espejos.

Según un estudio realizado en el Reino Unido, cada vez estamos más obsesionados con nuestra imagen y por ello pasamos más tiempo frente al espejo. Este interés por vernos reflejados en cualquier superficie puede llegar hasta tal magnitud que se convierte en obsesión, el llamado padecimiento de Captotrofilia.
La Captotrofilia se caracteriza por tener una obsesión por mirarse continuamente en los espejos y como afirman los expertos, esta obsesión puede ser debida a un síndrome de inseguridad, baja autoestima u otras patologías de la personalidad.