Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil presenta ante la Fiscalía la denuncia contra el abogado de Rosario Porto

No descarta una querella criminal o personarse en la causa si el letrado "persiste en desprestigiar" a los investigadores
La Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), asociación profesional de mandos de la Benemérita, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía, en la Audiencia Provincial de A Coruña, contra el letrado que ejerce la defensa de Rosario Porto, el abogado José Luis Gutiérrez Aranguren, por supuestas calumnias, según informa.
En un comunicado, sostiene que, a su juicio, el letrado se habría excedido "en las facultades que le confiere su condición de abogado", señala en referencia a sus declaraciones ante los medios de comunicación en las que denunció la existencia de una "mano negra" en la investigación.
En concreto, matiza que la denuncia tiene su origen en las manifestaciones en las que "se habría declarado ante los medios de comunicación que los investigadores, miembros de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil, han presionado a los testigos para que modifiquen sus declaraciones, de modo que sean conformes a la tesis mantenida por los investigadores de la Benemérita".
"Si ese comportamiento que denuncia el letrado fuese cierto, lo debería haber puesto en conocimiento de los órganos judiciales", indica la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, para quien no son más que "meras opiniones que tratan de desprestigiar a los investigadores en favor de su estrategia de defensa".
"NINGUNA PRUEBA"
Al respecto, incide en que el abogado de Rosario Porto "solo se ha limitado a contarlo a los medios de comunicación sin respaldarlo con ninguna prueba".
"Como letrado debería saber que atribuir falsamente un comportamiento delictivo, en este caso el de presionar a los testigos para que modifiquen sus declaraciones por parte de miembros de la Guardia Civil, puede constituir un delito de calumnias o, en su caso, injurias", apostilla. Además, justifica su denuncia por la presencia, entre los investigadores, de miembros de la Unión de Oficiales.
ESCLARECIMIENTO DE LO OCURRIDO
Por otra parte, afirma que su único "interés concreto y definido" en relación con la muerte de Asunta Basterra Porto es "el esclarecimiento de lo ocurrido, aportando a la Justicia cuantas pruebas contribuyen a dicho objetivo, sin ningún otro interés personal o económico".
Al hilo de ello, afirma que no pueden "tolerar" que un letrado "como estrategia de defensa, manifieste pública y gratuitamente que los investigadores de la Guardia Civil, en ejercicio de sus funciones, presionan a los testigos, pues supone un atentando contra el honor de estos guardias civiles y contra una Institución cuyo prestigio se ha forjado a lo largo de muchos años", apostilla.
POSIBLE QUERELLA
Asimismo, advierten de que "si el letrado persiste en su actitud de desprestigiar tan gravemente la labor de los investigadores de la Guardia Civil a través de los medios de comunicación, esta asociación valorará la posibilidad de interponer querella criminal".
Al mismo tiempo, no descarta personarse en la causa abierta por la muerte de la menor cuyo cadáver se localizó en Teo (A Coruña) el pasado mes de septiembre "como medio para garantizar protección a los investigadores y contrarrestar los excesos mediáticos del señor Aranguren", concluyen.