Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Opdivo' (BMS) indican beneficio en linfoma de Hodgkin tratado previamente

La compañía Bristol-Myers Squibb ha anunciado nuevos datos sobre nivolumab, 'Opdivo', que indican beneficio en pacientes con linfoma de Hodgkin clásico tratado previamente en un ensayo de fase 2 pivotal.
Estos datos se presentaron en el Congreso de la Asociación Europea de Hematología (EHA) en Copenhague, Dinamarca, y se publicarán en 'The Lancet Oncology'.
"Actualmente no hay ninguna opción de tratamiento estándar para los pacientes con linfoma de Hodgkin clásico que han recidivado o cuya enfermedad ha progresado después de auto-TPH y brentuximab vedotin posterior al trasplante", ha explicado el doctor Andreas Engert, investigador principal y catedrático de Medicina Interna, Hematología y Oncología del Hospital Universitario de Colonia en Colonia (Alemania).
"Nos animan las tasas de respuestas objetivas y que la mayoría de las respuestas se mantienen en el momento del análisis en el ensayo CheckMate -205, que evaluaba nivolumab en estos pacientes con muchos tratamientos previos", ha añadido.
El linfoma de Hodgkin clásico es una enfermedad que afecta a personas jóvenes y hay una necesidad significativa no cubierta para pacientes que no se curan con los tratamientos de referencia actuales y que tienen mal pronóstico y opciones muy limitadas.
Ante esta situación, Jean Viallet, director de Investigación Clínica Global, Oncología, Bristol-Myers Squibb, afirma que "los datos presentados en la EHA demuestran que nivolumab es una opción de tratamiento importante en pacientes cuya enfermedad ha progresado después de auto-TPH y brentuximab vedotin posterior al trasplante".
Nivolumab recibió recientemente su primera aprobación en hematología por la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) 17 de mayo de 2016, lo que supone también la primera aprobación de un inhibidor de PD-1 en una neoplasia maligna hematológica.