Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Operado "sin complicaciones" el primer niño sirio refugiado con heridas de guerra en el 12 de Octubre

Wissam Alnawaji, un niño sirio refugiado en Jordania que sufrió la amputación de su pierna derecha y que padece graves problemas de movilidad en la pierna izquierda, ha sido operado este jueves "sin complicaciones" en el Hospital 12 de Octubre.
Tal y como informa el parte médico emitido por el centro, se han llevado a cabo dos intervenciones quirúrgicas consecutivas bajo anestesia epidural que han comenzado a las 11.50 horas y han concluido a las 15.20 horas.
Una de ellas ha consistido en la realineación del eje de carga de toda la extremidad inferior izquierda, mediante una osteotomía femoral --realización de una especie de cuña ósea en el fémur para conseguir que el eje de la pierna esté recto--. La otra, sobre la pierna derecha, ha consistido en la remodelación del muñón para adecuar las zonas de carga a la prótesis.
Ambas intervenciones han tenido un "resultado satisfactorio", y el paciente ha pasado a la sala de despertar postoperatorio.
La operación se establece en el marco del proyecto 'Ayúdales a Caminar', que presta atención médica y psicológica a niños y niñas sirios refugiados con heridas y traumas de guerra, de la ONG Global Humanitaria.
Esta operación ha sido autorizada por la Subdirección General de Cooperación Sanitaria y Relaciones Institucionales de la Consejería de Sanidad de Madrid después de una primera visita médica de Wissam a España en diciembre de 2015.
CURAR HERIDAS PARA INICIAR UNA VIDA NORMAL
A raíz de un bombardeo de la aviación del ejército sirio en su localidad natal, Daráa, en enero de 2014, Wissam, de 15 años, sufrió la amputación de su pierna derecha y el corte de ligamentos internos de su rodilla izquierda.
Wissam y su madre huyeron a Jordania el mismo día del bombardeo para intentar salvarle la pierna izquierda.
Actualmente, Wissam vive en Jordania en el centro médico Bader, especializado en ortoprótesis y fisioterapia para niños heridos.
El equipo médico en Jordania, sin embargo, les daba un porcentaje de un 70 por ciento de posibilidades de que durante la operación tuvieran que amputarle también la pierna izquierda.
Con la operación en Madrid se prevé que esta amputación no sea necesaria para poner fin a los "fuertes dolores" que sufre y que pueda recuperar íntegramente la movilidad de la pierna.
Actualmente Wissam no puede caminar más de dos horas con la prótesis por sufrir fuertes molestias.