Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oposición cree que Gobierno se refugia en las dimisiones del Salud y pide asumir responsabilidades por déficit

Los tres grupos de la oposición en las Cortes de Aragón, PSOE, CHA e IU, han criticado que el Gobierno autonómico se "refugie" en la destitución de la directora gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), María Ángeles Alcutén, y del gerente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y de los sectores I y II, José Huelin, y le han pedido que asuma su "responsabilidad" por el incumplimiento del objetivo del déficit en 2013 en siete décimas.
En declaraciones a los medios de comunicación, el diputado del PSOE, Eduardo Alonso, ha calificado de "pose de institutriz autoritaria" la de la presidenta de la Comunidad, Luisa Fernanda Rudi, que "busca dos chivos expiatorios, dos pollicos tomateros del sistema" para "decir que son los culpables de un desfase económico, de un desastre en las listas de espera".
Alonso ha asegurado que "no se avanza en la gestión, no se mejora, las listas de espera están desbordadas y tampoco se ahorra porque el déficit y la deuda sanitaria se acumulan" y "alcanzan ritmos insospechados" por lo que la presidenta y el Gobierno "buscan refugiarse en destituciones de dos personas, que son inspectores de sanidad y que han hecho su trabajo, más mal que bien y a los resultados nos atenemos, pero que no son determinantes en la evolución del gasto y en la gestión sanitaria".
A su entender, el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, "se tendría que plantear su futuro" y "dar un cambio de rumbo y nombrar un equipo que sepa cómo gestionar estos hospitales, que organice, gestione, busque esa complicidad y ese respeto a los profesionales", en vez de "acusarles de peseteros, de que no trabajan", comprometiéndose con ellos, que operarán "encantados por las tardes" y "por las mañanas, como han hecho siempre y sacarán adelante este sistema".
En este punto, ha comentado que "profesionales e infraestructuras tenemos porque hemos hecho en estos años pasados muchas inversiones", sobre las que ha opinado que se está sacando ahora "poca rentabilidad".
La diputada de CHA, Carmen Martínez, ha considerado "incompresible que sean dos destituciones de la fila segunda del Gobierno las que paguen el efecto de esta crisis de Gobierno" por el incumplimiento del déficit y ha pedido a Oliván y al Gobierno "más explicaciones".
"No lo están haciendo desde el jueves pasado", cuando la presidenta Rudi "salió por primera vez" a hablar del déficit, y "no sabemos todavía si el error contable ha estado solo en el Departamento de Sanidad, si va a haber más destituciones", para indicar que el Departamento de Sanidad "está en constante reestructuración", cuando debería contar "con un equipo estable y que gestione la sanidad, no solo desde términos economicistas, sino atendiendo a la calidad asistencial, que es lo que no está haciendo Oliván".
Según ha relatado, "la lista de espera está desbordada, la salud mental desatendida, hay reivindicaciones en la calle a todas horas y, qué nos encontramos, con que los gerentes se van sucediendo, y no están ahorrando lo que ellos decían", si bien este área "no es de ahorrar, sino de gestionar y ofrecer servicios públicos de calidad y en todo el territorio de Aragón, que es mucho".
Martínez ha dicho que "es bueno que el consejero comparezca y dé explicaciones y que, de una vez por todas, el Gobierno de Aragón se aclare y diga dónde está el error" y "si va a pasar las líneas rojas que ha dicho que no va a pasar en el gasto social".
ESTUPOR
La portavoz de IU, Patricia Luquin, ha afirmado que "vemos con estupor que una vez más no se estén asumiendo las responsabilidades políticas" por parte "del mayor responsable, en este caso, el consejero de Sanidad" y "se esté intentando desviar el tiro a un segundo nivel", para recordar que "llevamos ya dos directores del Salud en lo que llevamos de legislatura, con lo que la eficiencia y eficacia hace aguas".
El Departamento de Sanidad "ha fracasado en sus políticas de forma absolutamente clara", la gestión de Oliván al frente de la consejería "le delata", con un "agujero" de 124 millones de euros, un Departamento "que le queda grande" y por eso "no debería estar al frente" de él.
Luquin ha estimado que "se quiere saldar el incumplimiento del déficit con dimisiones en un segundo nivel, pero no asumir ningún tipo de responsabilidad política", como demostró este miércoles, el consejero de Hacienda, José Luis Saz, y ahora Oliván, que "se pone la venda antes que la herida".
Al respecto, la parlamentaria ha comentado que "cuando se está en política y gobernando una Comunidad", si "se fracasa en las políticas, quien tiene que asumir la responsabilidad debe ser la presidenta del Gobierno y, desde luego, sus consejeros" por lo que "no podemos entender que se pretenda saldar una crisis tan importante y una gestión tan nefasta sin que dimita ningún responsable político".