Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones de la Iglesia entregan 33.218 firmas para pedir la protección de los refugiados

Representantes de Cáritas, la Confederación Española de Religiosos (Confer), el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz han entregado este jueves en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación las 33.218 firmas en apoyo a los refugiados.
Las firmas forman parte de una campaña viral que, bajo el lema 'Tenemos 72 horas para actuar', se puso en marcha el lunes para pedir al Gobierno español protección y acogida en Europa a los migrantes y refugiados, y manifestar su rechazo al principio de acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que se debate este jueves en la reunión del Consejo Europeo.
En opinión de las organizaciones que han promovido la iniciativa, el resultado de la campaña "demuestra la solidaridad de la sociedad española ante el drama de las personas migrantes y refugiadas, y la indignación ciudadana con la respuesta europea".
Por ese motivo, las entidades de la Iglesia han manifestado su satisfacción porque "esta movilización popular haya impulsado" el acuerdo entre el Gobierno y los grupos parlamentarios. "Es un hecho muy positivo que todas las fuerzas políticas hayan sido sensibles al clamoroso rechazo al principio de acuerdo manifestado por la ciudadanía y numerosas instituciones", han explicado las organizaciones en una nota de prensa.
Cáritas, Confer, el sector social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz instan al Gobierno a que lidere en el seno del Consejo Europeo ante el conjunto de los países miembros la postura española y no se produzca el cierre de fronteras externas de la UE, se tramite
individualmente cada solicitud de asilo, se ofrezca mayor solidaridad
a los países europeos a donde están llegando la mayoría de los refugiados, así como con los países limítrofes a los conflictos, se habilitan vías de acceso legal y seguro a Europa y se establezca un nuevo sistema de distribución de la población refugiada en Europa.
Las cuatro entidades aseguran que se "mantendrán especialmente vigilantes para asegurar que las medidas que se adopten en el Consejo Europeo no traicionen el acuerdo alcanzado en el Congreso y se orienten, de manera efectiva, a impulsar unas políticas de migración y refugio inspiradas en la protección y la acogida".