Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Orgullo gay desborda Madrid

Madrid vibra con la fiesta del Orgullo Gay. Vídeo: Atlastelecinco.es
Centenares de miles de personas (un millón según la organización y unas 750.000 según la Policía Municipal) celebraron en Madrid la fiesta del 'Orgullo Gay 2008' en una manifestación con un total de 34 carrozas que encabezaba una gran pancarta con el lema de este año, 'Por la visibilidad lésbica'.
El paseo reivindicativo comenzó pasadas las 18.00 horas en la Puerta de Alcalá y contó la participación de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, junto con otras personalidades políticas y sindicales, como el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, o el secretario general de UGT, Cándido Méndez, entre otros.
Aído, que portaba un abanico con los colores del arcoiris, defendió la igualdad de todas las mujeres y de todos los colectivos con independencia de su orientación sexual, y afirmó que es el momento de decir "en voz alta" que apuestan "por la diversidad y por la igualdad".
El acto transcurrió a través de las calles de Alcalá y Gran Vía hasta Plaza de España, donde el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de España (FELGT), Antonio Poveda, leyó el manifiesto que cerraba el acto, al que siguieron diversas actuaciones.
Poveda reclamó que esta manifestación "no es del orgullo gay, es el orgullo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, el orgullo de todos y todas", y se sumó a la petición de Zerolo al afirmar que su "dignidad e igualdad siguen recurridas".
La fiesta concluyó con diversos actuaciones de Querida Lola o una performance de Fredy Mercury. Durante toda la marcha los manifestantes cantaron y bailaron al ritmo del 'A quien le importa' de Alaska o el 'I will survive'. Entre las pancartas se podían leer lemas como 'lesbiana, porque me gusta y me da la gana'.