Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osakidetza reduce sus directivos de 116 a 107, con un ahorro de 500.000 euros anuales

El Consejo de Gobierno vasco, a propuesta del consejero de Salud, Jon Darpón, ha dado luz verde al decreto que aprueba la relación de los directivos del Servicio vasco de Salud, Osakidetza, que en la práctica supone para el conjunto del ente público reducir de 116 a 107 el número de directivos y una disminución de costes de 511.140 euros anuales.
Según ha informado el Ejecutivo autónomo, la medida supone un paso más en el cumplimiento del compromiso adquirido por el Departamento de Salud a comienzo de la legislatura (y que ya se plasmó en la disminución de sus estructuras directivas en un 36%), de cara a reducir también el número de directivos de Osakidetza, en el marco de una reorganización de las organizaciones sanitarias hacia el modelo de Organizaciones Sanitarias Integradas (OSI).
Este modelo está caracterizado por la integridad y la continuidad asistencial que, además de esta disminución del número de directivos, mejora la atención al paciente y evita duplicidades propiciando una gestión más eficiente.
Precisamente, el decreto aprobado este martes es consecuencia de la creación de tres nuevas Organizaciones de Servicios Integradas impulsadas por el Departamento de Salud, que el pasado 1 de enero de 2014 sustituyeron a las estructuras anteriormente existentes.
En concreto, se trata de las OSIs Bilbao-Basurto, que integra la Comarca Bilbao y el Hospital de Basurto; Barrualde-Galdakao, que abarca la Comarca Interior y el Hospital de Galdakao-Usansolo; y Barakaldo-Sestao, que incluye el Hospital de San Eloy y las Unidades de Primaria de Barakaldo y Sestao.
La medida responde así a las exigencias del nuevo modelo de gestión, en términos de mayor transparencia y responsabilidad, en un contexto socioeconómico como el actual.