Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar, el primer trasplantado total de cara, se presenta ante la prensa

Óscar está "muy contento y feliz porque hoy comienza una vida nueva". Lo ha contado la hermana del primer trasplantado total de cara que se ha presentado ante la prensa en Barcelona, tras someterse a una complicada operación el pasado 20 de marzo en el Hospital Vall d'Hebron.
Óscar, que tenía una deformidad severa en el rostro después de sufrir un traumatismo por accidente, se ha reconocido tras el trasplante y ya tiene sensibilidad en su nueva cara.
Después de que el paciente agradeciera, con visibles dificultades, la tarea del equipo multidisciplinar liderado por el jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Vall d'Hebron, Joan Pere Barret, y a la familia del donante de cara por el acto altruista.
Su hermana ha manifestado que el joven se siente "muy contento y feliz porque hoy comienza una vida nueva, como la que tenía antes".
Pasear por la calle sin ser observado por los transeúntes, sentarse a comer en la mesa junto a toda su familia y salir a pescar y a cazar son los principales anhelos del paciente, que este lunes se ha mostrado cómodo y tranquilo ante los medios que siguieron su primera presentación.
Óscar recibió un trasplante de toda la piel y los músculos de la cara, la nariz, los labios, el maxilar superior, los dientes, el paladar, los huesos de los pómulos y la mandíbula; además del sistema lacrimal.
Las complicaciones postoperatorias
El jefe del servicio de Cirugía plástica Joan Pere Barret Barret explicó las dificultades postoperatorias sufridas, pese a la "muy buena evolución" y "colaboración" del paciente, que poco después de la operación sufrió una trombosis en el lado izquierdo de la cara, un problema con la unión de la lengua y una acumulación de saliva que se solventó con tratamiento médico.
Se trata de dos rechazos agudos y uno más leve, absolutamente solventados a base de inmunodepresión, señaló Barret, que ha indicado que por el momento el labio es la zona más falta de sensibilidad por su "lejanía" y la debida espera para que le crezcan nervios.
La presentación fue organizada por la consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli; el director del Instituto Catalán de la Salud Enric Argelagués, y el directora de la Organización Catalana de Trasplantes, Roser Deulofeu, que acudieron al salón de actos del hospital a seguir la intervención.
Desde el punto de vista psicológico, los profesionales aseguran que Oscar está preparado para volver a casa, aunque deba seguir estrictos controles. Con todo, han celebrado que haya aceptado sin problemas el nuevo rostro.