Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Osoro da "gracias" por la misión que Dios le "regala" tras su nombramiento por el Papa como arzobispo de Madrid

El nuevo arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha remitido este jueves una carta a la Archidiócesis que desde hoy dirige, en la que asegura dar las "gracias" por la misión que Dios le regala, según la misiva recogida por Europa Press.
"Agradezco al Santo Padre, el Papa Francisco, la misión que me encomienda como Sucesor de Pedro, en la Archidiócesis de Madrid", asegura en la carta, al tiempo que recuerda a su antecesor el cardenal, Antonio María Rouco Varela. "Desde hace muchos años, siendo ambos jóvenes, usted como profesor y yo como alumno, nos conocemos. Guardo un recuerdo, agradecimiento y afecto sincero de aquellos años que marcaron mi vida para siempre en Salamanca", ha explicado.
Asimismo, a sus "queridos hermanos sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas, miembros de institutos seculares y sociedades de vida apostólica, queridos laicos, hermanos y hermanas" les ha confesado que desde el momento que ha sabido que el Papa Francisco le enviaba a la Archidiócesis de Madrid ha tenido la "percepción de que el Señor se acercaba una vez más" a su vida para decirle "como a los apóstoles: "¡Animo! ¡No temas! ¡Sígueme!".
Además, ha señalado que es "cierto" que cuando eres llamado "a comenzar otra tarea surgen los miedos". "¡Qué fácil es olvidar que la vida a la que el Señor nos ha llamado es para la misión, para "su misión"! Al hacerse público hoy el nombramiento, doy gracias a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo por la misión que me regala de ser vuestro padre y pastor", ha destacado.
"Pido al Señor, que me dé la gracia de poner mi vida al servicio de todos vosotros, sé que mi vida no es para mí, sino para vosotros. Recibidla con mis pobrezas, pero con la seguridad de que la gastaré junto a vosotros y con vosotros para anunciar a Jesucristo y hacerle creíble. Deseo ser coherente con el lema episcopal que elegí el día que me nombraron Obispo: 'Por Cristo, con Él y en Él'", ha manifestado.
LA VALENTÍA APOSTÓLICA
En este sentido, ha insistido en que, como los primeros cristianos, desea vivir junto a ellos "la valentía apostólica que viene dada por el Espíritu Santo: anunciar a Cristo, llevar hacia delante la Iglesia, hacer perceptible la maternidad fructífera de la Iglesia será mi pasión. Quiero y deseo acercaros la Palabra de Jesús que va al corazón porque es palabra de amor, es bella, lleva amor y nos hace amar".
Seguidamente, ha tenido palabras para todos los sacerdotes que forman el presbiterio diocesano y ha agradecido a todos los sacerdotes enfermos y a los ancianos, que han "gastado la vida en el anuncio de Jesucristo y amando a la Iglesia", su "entrega y testimonio". Además, ha recordado a quienes están en misión "ad gentes", recordando que "la Iglesia o es misionera o no es la Iglesia del Señor".
"Valientes para rezar y para salir en medio del mundo a anunciar el Evangelio. La evangelización hay que hacerla de rodillas: escuchando al Señor, caminando juntos en fraternidad, llevando la Palabra de Dios en el corazón y dejando que salga de nuestra vida, caminando siempre con la Iglesia", les ha dicho a los misioneros.
A los seminaristas les ha transmitido que su vida no se explica sin el Seminario y que fueron veinte años de esta siendo rector. "Vosotros los seminaristas, de sacerdote y después de Obispo, habéis sido y seréis una preocupación y ocupación capital en mi vida y en mi ministerio", ha asegurado.
"NADIE ES EXTRANJERO EN EL PUEBLO DE DIOS"
Dicho esto, se ha dirigido "a los miembros de la Vida Consagrada en las diversas formas de expresarse en la Iglesia" para darles las "gracias" y después añadir que hará "todo lo posible" por verles "pronto". Además, ha recordado a los fieles laicos que en Madrid hay muchos inmigrantes por lo que los cristianos han de hacer "ver y gustar que nadie es extranjero en el Pueblo de Dios".
"Quiero tener un recuerdo especial por los que están sufriendo más, entre ellos quiero recordar a los enfermos y a quienes están sin trabajo, que afecta a tantos jóvenes y familias", ha añadido, al tiempo que ha recordado que el trabajo "forma parte del plan del amor de Dios" y es un "elemento fundamental para la dignidad de la persona humana" por lo que ha instado a moverse "por criterios de justicia social y no por concepciones economicistas".
Por otra parte, ha invitado a los jóvenes "a tener el atrevimiento de decir en este mundo que es bueno ir con Jesús, seguir a Jesús, escuchar su mensaje, salir de uno mismo y sentir y hacer percibir la alegría de ser cristiano". "Apostad por un mundo que merezca la pena", les ha pedido.
En el apartado reservado para instituciones, Osoro ha saludado en su carta al Rey Felipe VI y la Reina Letizia; al Gobierno; a las autoridades autonómicas y municipales de la Comunidad de Madrid; a todos los grupos políticos que buscan y trabajan "por el bien de la sociedad". "También al mundo jurídico, académico y de la cultura, a los medios de comunicación social. Me presento a vosotros en nombre de Jesucristo", ha agregado.
"A ella (la Virgen María) le pido su intercesión para que le pida a su Hijo que me regale su mirada, sus gestos, sus obras, que sea el pastor que tiene los rasgos del Buen Pastor: caridad hasta el extremo, conocimiento de las personas que se me encargan, solicitud por todos, lleno de amor misericordioso, disponible, cercano, en búsqueda de todos sin excepción, al lado de los pobres siempre, con la bondad del Buen Pastor", ha concluido.