Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oxfam Intermón pide al Congreso que exija el bloqueo del preacuerdo entre la UE y Turquía

Oxfam Intermón pide a los grupos parlamentarios en el Congreso que reclamen al Gobierno el bloqueo del preacuerdo entre la UE y Turquía que permitirá devolver a territorio turco a los refugiados que han llegado a Grecia, algo que conforme denuncia la organización "violaría el derecho internacional y es inhumano".
Conforme recuerda Oxfam Intermón, el acuerdo final entre la UE y Turquía debe firmarse en la reunión del Consejo Europeo los días 17 y 18 de marzo, por lo que pide al Congreso de los Diputados que "presione" al Gobieron en funciones para que "bloquee" ese preacuerdo.
Lanza además una campaña de firmas para que los propios ciudadanos exigan a sus políticos que paren este principio de acuerdo que permite "devolver a miles de personas que huyen de la guerra y que buscan refugio en Europa".
"Creemos que este acuerdo no solo es inhumano y aumentará el sufrimiento de miles de personas sino que además podría vulnerar el derecho internacional que protege a las personas refugiadas", señala el responsable de Campañas de Oxfam Intermón, Jaime Atienza.
En opinión de Oxfam Intermón, "el Gobierno español, como miembro de la UE, debería abanderar la defensa de los derechos humanos de las personas refugiadas y migrantes que buscan refugio en Europa y presionar para que los países europeos interrumpan de una vez cualquier política de cierre de fronteras, segregación por nacionalidades y paren la violación de derechos de protección internacional en territorio europeo".
Asimismo, considera que "debería exigir que se financien adecuadamente las operaciones de rescate en el Mediterráneo y de atención a las personas en tránsito dentro de Europa". "Un Gobierno en funciones no puede ignorar los derechos de las personas y debe tomar decisiones rápidas que garanticen la protección de los refugiados", ha apostillado Atienza.