Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP pedirá hoy en el Congreso que se unifiquen las normas de CCAA para las tarjetas de aparcamiento de discapacitados

El PP pedirá hoy al Gobierno en el Congreso de los Diputados que se establezcan unas condiciones básicas y comunes para la emisión y uso de la tarjeta de estacionamiento de vehículos para personas con discapacidad, ya que las normas son dispares según la comunidad autónoma a la que se pertenezca.
Se trata de una proposición no de ley que los 'populares' defenderán en la Comisión de Discapacidad de la Cámara Baja, en la que lamentan que las condiciones de acceso y de uso de las tarjetas de aparcamiento sean distintas en función del lugar de residencia de la persona con discapacidad.
"Esta situación provoca una doble discriminación hacia las mismas, ya que por un lado se enfrentan a su especial condición personal y por otro a la diferenciación por razón del lugar de residencia.
Es más, sostiene que esta falta de coordinación ha traído un reconocimiento "desigual" de los derechos de estas personas y sus familias, en función del territorio en el que viven, dándose la paradoja que con la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida expedida por un ayuntamiento o comunidad no sirva para otro lugar que a su vez emite la suya.
El PP apunta a los últimos datos publicados por la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial (2011) que reflejan que más de mil millones de personas en el mundo, el 15% de la población mundial viven con algún tipo de discapacidad reconocida.
Igualmente, recuerda que según los datos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD2008), realizada por el Instituto Nacional de Estadística, el porcentaje total de personas residentes en hogares españoles que declaran tener alguna discapacidad asciende a un 8,5% de la población.