Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza tramitar en el Congreso la propuesta para reconocer la incapacidad temporal a pacientes de cáncer

El PP ha rechazado en el Pleno del Congreso la toma en consideración de una proposición de ley del BNG que reclamaba el reconocimiento de la incapacidad permanente, una vez agotado el plazo máximo de duración de la incapacidad temporal, a toda persona que haya sido diagnosticada de un carcinoma.
Se trata de una iniciativa impulsada por el BNG, basada en la propuesta promovida en 'Change.org' por la periodista y paciente de cáncer Beatriz Figueroa. Precisamente, este mismo martes Figueroa ha registrado en el Congreso las más de 500.000 firmas de apoyo a la misma, además de haber estado presente en la tribuna de invitados del hemiciclo durante el debate.
Durante el debate de la iniciativa, en el que ha estado presente Figueroa desde la tribuna de invitados del hemiciclo, sí han mostrado su apoyo a la iniciativa el PSOE, CiU, Izquierda Plural, UPyD, y PNV. Por tanto, la iniciativa no saldrá adelante al no contar con la mayoría absoluta del PP.
PUEDE HABER COSAS QUE HAYA QUE MODIFICAR
Desde el PP, la diputada Carmen Álvarez Arenas, ha argumentado que la legislación de seguridad social española regula jurídicamente los supuestos de incapacidad permanente, su posible revisión, prórroga o revocación, además de que la legislación laboral contempla la reserva del puesto de trabajo.
Reconociendo la sensibilidad social de esta iniciativa, ha apelado a un análisis "sosegado" de estas circunstancias que afectan a la estabilidad del sistema de la Seguridad Social. "Puede haber cosas que se puedan modificar, pero hagámoslo en el seno del debate que corresponde, el diálogo social y el Pacto de Toledo para algo que nos afecta a todos", ha agregado.
"Nadie impide el reconocimiento de la incapacidad permanente al agotamiento de la duración de la incapacidad temporal a quienes padezcan cáncer u otra enfermedad en determinados supuestos en los existiendo la posibilidad de recuperación la misma se estime como incierta o a largo plazo", ha agregado.
Por otra parte, ha indicado que la ley general de seguridad social prevé que una vez extinguida la situación de incapacidad temporal por el transcurso de los días legalmente fijados se examinará necesariamente en el plazo máximo de tres meses el estado del afectado por incapacidad a efectos de su calificación de incapacidad permanente si su situación clínica así lo aconseja.
Por tanto, "parece lógico que cualquier modificación de prestaciones en el sistema de la Seguridad Social deba ser conocido y acordado en el ámbito del dialogo social y con los agentes sociales en el marco de los acuerdos del Pacto de Toledo, como se ha hecho en otras ocasiones.
La propuesta pedía también esa calificación hasta que se haya producido una curación presumiblemente definitiva, entendiéndose por tal la situación en la que las revisiones médicas derivadas de dicha enfermedad se prolonguen cuando menos en espacios de seis meses.
"Las personas con este tipo de enfermedades tienen graves dificultades para mantener los vínculos con el mercado laboral y se ven abocados al desempleo asistencial", ha lamentado la diputada del BNG Olaia Fernández Davila, encargada de defender la misma.
EL APOYO DE LOS GRUPOS DE LA OPOSICIÓN
La diputada del PSOE, Patricia Blanquer, ha defendido su voto a favor de la toma en consideración de la iniciativa porque ve necesario estudiar la manera de facilitar la reincorporación o los mecanismos de reinserción a estas personas cuando se imposibilite la realización de su trabajo por una enfermedad.
Es más, ha defendido las modificaciones legislativas oportunas sobre la Ley de Seguridad Social para garantizar la cotización durante el tiempo de la incapacidad. "Nos parece importante como mínimo abrir un debate sobre la realidad expuesta", ha sentenciado.
Carles Campuzano, de CiU, ha lamentado que la insuficiente regulación de la ley de seguridad social a la hora de resolver de manera favorable casos como el de Beatriz Figueroa. "Tenemos una situación que la legislación no se termina de resolver y no es serio decir que debe resolverse en el ámbito del diálogo social y de la jurisdicción social porque hasta ahora no lo han resuelto. Ante la ausencia de iniciativas hoy toca tomar en consideración esta proposición de ley", ha justificado.
Emilio Olabarria, del PNV, apoya la iniciativa ya que en su opinión es "justa" y "oportuna" porque pone de relieve la ausencia de un desarrollo reglamentario de la Ley General de Seguridad Social, que favorece la proliferación de casos como el de Beatriz Figueroa.
Toni Cantó, de UPyD, también ha adelantado su voto positivo a la admisión a trámite de esta proposición de ley, a la vez que ha felicitado a Figueroa por haber conseguido este medio millón de firmas. Ha criticado la "dejación de las administraciones" en este tipo de casos.
Desde la Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, ve esta iniciativa "oportuna e imprescindible" entre otros puntos porque la crisis económica ha generado una desconfianza en el trabajador "injusto e inútil" y se endurece la valoración de este tipo de casos.
EL CASO DE BEATRIZ FIGUEROA
Es la segunda vez que Figueroa visita la Cámara Baja para promover la propuesta, ya que el pasado 7 de abril presentó más de 375.000 firmas a favor de esta iniciativa, una proposición de ley que plantea una modificación de la Ley General de la Seguridad Social para mejorar la protección laboral de estos enfermos y lograr que se les pueda considerar en situación de incapacidad permanente hasta que se produzca una curación presumiblemente definitiva.
En el mes de marzo de 2011, a Beatriz Figueroa le diagnosticaban cáncer de mama después de perder su trabajo y haber cotizado durante más de 20 años. Ha sido intervenida en cuatro ocasiones, las dos últimas en febrero del 2014.
Tras una huelga de hambre que tuvo que abandonar por su precario estado de salud, decidió iniciar su petición 'on line' a través de la plataforma 'Change.org', que no ha dejado de crecer a lo largo de los últimos meses.
Desde hace tres años sólo percibe 426 euros con los que debe hacer frente al 40 por ciento de los gastos de sus medicinas, en virtud del nuevo copago. Su campaña ya es la segunda más firmada en la historia de 'Change.org' en España.