Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP no ve razonable paralizar las inversiones del nuevo Plan Hidrológico del Ebro como pide Podemos

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, no ve razonable paralizar las inversiones del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro (PHE), tal y como ha solicitado Podemos Aragón y En Comú Podem a través de una iniciativa que registraron a principios de mes en la Cámara Baja.
"A mi esto me preocupa enormemente y creo que la regulación del Ebro es una tarea pendiente que serviría para el desarrollo económico de Aragón y Cataluña. Es un tema controvertido pero paralizar las inversiones no es razonable en estos momentos", ha señalado el portavoz de los 'populares' en rueda de prensa en la Cámara preguntado por este asunto.
LA INICIATIVA
Diputados de Podemos de Aragón y de En Comú Podem presentaron el pasado 3 de febrero una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que exigen la paralización del PHE, aprobado por decreto el pasado 8 de enero en Consejo de Ministros, ya que, a su juicio, afecta "gravemente" los ecosistemas naturales del Delta del Ebro, llegando a "condenarlos a la muerte".
"Es un plan cuestionable ambientalmente por sus efectos sobre las zonas húmedas de las cuencas del Ebro y, en especial, el tramo final del Delta, pero también cuestionado técnicamente por la CE, con sus efectos colaterales en materia de financiación", alertaron los diputados.
En la iniciativa, también instan a realizar un nuevo PHE que, entre otros puntos, cumpla las directivas europeas, se revisen los caudales ecológicos teniendo en cuenta propuestas como la de la Comisión para la Sostenibilidad de las Tierras del Ebro, se examine la viabilidad técnica y medioambiental de las nuevas infraestructuras de regulación, además de que se cuente con la ciudadanía en la elaboración del mismo.
Precisamente, el pasado 8 de febrero, representantes de Podemos, entre otras formaciones, participaron en Amposta (Tarragona) contra el nuevo Plan del Ebro.