Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP califica de "mazazo" a la política educativa socialista la decisión del Supremo

El Tribunal Supremo "ha dado un mazazo a la política educativa socialista que durante años no ha premiado el esfuerzo". Así de contundente ha reaccionado el principal partido de la oposición a la decisión del TS de anular el decreto del Gobierno que permitiría a los alumnos con dos o más suspensos pasar a segundo de Bachillerato.El sindicato de enseñanza ANPE y CSIF, por su parte aplaudieron la decisión que en opinión de estos colectivos afectaba a la enseñanza.
El diputado popular Juan Antonio Gómez Trinidad ha mostrado la complacencia de su grupo político con la decisión del Supremo, además de criticar la política del PSOE en materia educativa que durante años "no ha premiado el esfuerzo".
Gómez Trinidad, que ha preguntado a la ministra Cabrera si las medidas de su gabinete han contribuido a rebajar el fracaso escolar, ha recordado que en España es del 31 por ciento, uno de cada tres alumnos, y que los jóvenes en situación de riesgo social (los que no tienen ningún título) es el 40 por ciento, el objetivo de Lisboa era del 15 por ciento, una diferencia de 25 puntos.
El portavoz del PP ha explicado sus críticas al poner como ejemplo que en los próximos años el 25 por ciento de los jóvenes, aunque se creasen puestos de trabajo, no podrán ocuparlos por falta de cualificación.
La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, en la Sesión de Control al Gobierno, ha respondido a las críticas argumentando que la intención del llamdo 'curso puente' no era "descafeinar el Bachillerato", sino de potenciarlo, flexibilizarlo y permitir que los jóvenes permanezcan en él".
Los sindicatos de la enseñanza, sin embargo, también han recibido con buenos ojos la decisión del Supremo porque esta reforma "sólo servía para maquillar los malos resultados del sistema educativo".
Para ANPE, esta medida suponía un bajada de los niveles académicos, sin resolver los problemas de fracaso y abandono escolar y sin garantizar la preparación de los alumnos para la convergencia europea.
Otro tanto, la opinión del sector de enseñanza del sindicato CSIF calificó de "sentido común" la decisión del Tribunal Supremo de prohibir pasar a segundo de Bachillerato con cuatro asignaturas, argumentando que esa regulación reglamentaria carece de cobertura legal.
CSIF además criticó la "magnífica oportunidad" que se ha perdido para hacer los que los docentes llevan años reclamando: "Establecer un Bachillerato de tres años".ZA