Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP ofrece un pacto educativo y está dispuesto a ceder pero con líneas rojas, como evaluaciones y libertad de elección

El Partido Popular ha presentado este jueves 18 de febrero una propuesta de Pacto de Estado por la Educación para el que estaría dispuesto a modificar algunos aspectos de su política en la materia. No obstante, no renunciará a las evaluaciones, que es uno de los elementos más criticados por la oposición; la libertad de elección de las familias del centro educativo; el impulso de Formación Profesional; la calidad; la enseñanza de idiomas; y un acuerdo para la Universidad, en el que se aborde el Estatuto del personal docente e investigador y la financiación de los campus.
Así lo ha indicado el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, acompañado por el secretario sectorial del PP, Javier Maroto, en una rueda de prensa en Génova. "Han cambiado muchas cosas desde el '20 D' y el PP lo ha interiorizado: hay que entenderse entre distintos partidos y hacerlo de otra manera. Tenemos la necesidad y la obligación de ponernos de acuerdo con otras formaciones para un pacto por la educación", ha dicho Méndez de Vigo para justificar que el PP ofrece este acuerdo ahora y no durante los cuatro años que ha gobernado.
Maroto ha insistido en que la oferta de este acuerdo educativo responde a la "nueva forma de hacer política" y ha subrayado que este pacto tiene que "partir de lo que ya existe", como es la LOMCE, pero "modificando lo que existe para avanzar juntos". "Hay que reconocer lo que hay bueno en el momento actual y reconocer que hay cosas que se pueden hacer mejor", ha subrayado el dirigente 'popular'. Así, ha recalcado que desde su formación política están "dispuestos a variar su posición" siempre que se respete la "libertad de elección y la calidad".
((HABRÁ AMPLIACIÓN))