Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP presentará una enmienda a la totalidad de la ley del aborto

Sandra Moneo ha explicado que el PP pedirá la devolución del proyecto de ley del aborto al Gobierno porque la nueva norma "atenta contra un derecho constitucional que es el derecho a la vida". La reforma del aborto transmitirá un mensaje equivocado a los jóvenes que "entenderán la interrupción del embarazo como un método anticonceptivo".
El resultado de esta ley será, por tanto, un incremento del número de abortos en nuestro país, según Moneo.
La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, también ha criticado el "empecinamiento" del Gobierno al permitir que las mujeres de 16 años puedan abortar sin el consentimiento paterno. "Es una demanda que la sociedad no buscaba y que es contraria al sentir de muchas mujeres y muchos padres que quieren estar con sus hijas" ante una situación que es "un fracaso y un trauma".
A juicio de Sáenz de Santamaría, esta reforma va en contra "de un derecho de los padres y de los hijos", que es el de asesorar y estar asesorados en un momento así.
Una reforma sin vacilaciones
Al otro lado se sitúa la plataforma feminista Mujeres ante el Congreso, integrada por más de ochenta entidades, que pide que el proyecto de ley del aborto aprobado sea "mejorado" en el Parlamento y que esta reforma se lleve a cabo "sin vacilaciones". En un manifiesto, esta organización constata que esta reforma es "urgente", porque la ley de 1985 supone la "criminalización del derecho a decidir" de las mujeres sobre "la maternidad, su cuerpo y la vida".
En este sentido, ha dicho que "no debemos dejarnos intimidar, ni deben hacerlo el Gobierno y el Parlamento, por quienes desean en su afán totalitario que su moral particular sea ley universal".
La libre decisión de las mujeres para abortar, según esta plataforma, no debería estar limitado a las 14 primeras semanas, plazo "marcadamente insuficiente". Además, reivindica que el aborto voluntario se regule en una ley específica y "deje de estar tipificado como delito".
Sobre la polémica de los 16 años, esta plataforma ha resaltado que "si una joven tiene miedo de la reacción de su familia y eso la lleva a querer abortar sin informar a ésta, impedirlo provocaría un alto número de abortos clandestinos o su práctica en otros países".
En relación a los criterios generales sobre salud sexual y reproductiva incluidos en el proyecto, la plataforma los ha valorado, si bien ha opinado que "su aplicación no queda garantizada".
Mujeres ante el Congreso, que han reivindicado una "buena ley sin recortes", ha solicitado la regulación de las responsabilidades de los centros sanitarios y de la objeción de conciencia de sus profesionales. Asimismo, ha pedido equidad territorial y un protocolo común para todo el Sistema Nacional de Salud.
 
EBP