Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSM muestra "inmensísima alegría" por la recuperación de Romero y vuelve a pedir el cese del consejero de Sanidad

La secretaria de Organización del PSM, Maru Menéndez, ha manifestado este miércoles la "inmensísima alegría" de los socialistas madrileños por la recuperación de Teresa Romero, a la que se ha referido como "una profesional comprometida y valiente, como lo son todos los profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid".
En este sentido, ha dicho que estos profesionales les hacen sentir un "enorme orgullo" y que "merecen todo el reconocimiento, admiración y gratitud, contrastando con lo que ha sido la dirección política, el desastre en la gestión, por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid y del Gobierno de Mariano Rajoy en esta crisis del ébola".
Asimismo, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Regional, ha reprochado al presidente regional, Ignacio González, que mantenga en su puesto al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, debido a la "indignidad" que supone el "ataque" hacia Teresa Romero.
Menéndez ha señalado que seguirán exigiendo el cese del consejero de Sanidad, al tiempo que ha recordado que los socialistas han venido denunciando a lo largo de los últimos años la desaparición de la Dirección General de Salud Pública y el desmantelamiento del Carlos III, así como todos los recortes en la sanidad pública y el "menosprecio a los profesionales sanitarios".
A su juicio, estos elementos han llevado al cese del anterior consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, y a las imputaciones de los predecesores Juan José Güemes y Manuel Lamela.
Para concluir, ha insistido en que la razón por la que exigen la destitución del actual consejero es el "ataque intolerable a la dignidad de Teresa Romero y con ello a la dignidad de todos los profesionales sanitarios".