Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide que Cantabria no aplique el nuevo copago y se sume a las comunidades que lo han rechazado

Díaz Tezanos acusa al Gobierno asestar "otro duro golpe" a la sanidad universal y gratuita
El PSC-PSOE ha exigido al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, que su Gobierno no aplique el copago de fármacos hospitalarios y que se una a las comunidades autónomas que ya han anunciado su rechazo a la medida, y entre las que se encuentran Castilla-León y Valencia, ambas gobernadas por el Partido Popular.
En esta línea, el Grupo parlamentario Socialista ha presentado una moción para que el Parlamento inste al Ejecutivo a que en el uso de sus facultades competenciales no aplique este 'copago' a los pacientes graves o crónicos no ingresados que hasta ahora recibían en los hospitales sus medicamentos con carácter gratuito.
En un comunicado, la secretaria general del PSOE, Eva Díaz Tezanos, manifiesta su rechazo frontal a este nuevo copago, que en su opinión es "una muestra más" de que el Gobierno "insensible" "se ceba con los que peor lo están pasando, en este caso con los enfermos".
"Nos parece vergonzoso y propio de un Gobierno indigno que los pacientes con graves enfermedades y de larga duración tengan que pagar parte de sus tratamientos. Hablamos de muchos medicamentos y durante mucho tiempo y, por tanto, la carga económica es importante", señala.
Para Díaz Tezanos, hay una "deliberada voluntad" por parte del PP en restringir el acceso al derecho a la salud de los más débiles económicamente. "Su idea es que el que quiera salud se la pague adicionalmente y por eso están privatizando hospitales, como en el caso de Valdecilla", afirma.
La dirigente del PSC-PSOE recuerda que este copago se une a otros "de esta derecha que está demostrando que carece de sensibilidad y que juega con la salud de los ciudadanos".
En opinión de Díaz Tezanos, la medida "es tan descabellada" que, además de "rechazo político, incluido el del PP", también cuenta con el la mayor parte de los trabajadores de la Sanidad, como han puesto de manifiesto distintos colectivos y asociaciones de Cantabria.
Según dice, el Gobierno de Cantabria "ya ha dado sobrados ejemplos de ser un seguidor entusiasta" de las políticas que suponen recortes de derechos para los sectores de la población más vulnerables, y Diego "pugna por ser siempre el primero en recortar" sanidad, educación, dependencia, derechos laborales, o el funcionamiento de organismos democráticos.
Por ello, afirma no estar sorprendida de que ahora "apoye" una medida que generará "más desigualdad y sufrimiento" en personas "vulnerables", como enfermos de cáncer, con problemas de artritis, hepatitis, esclerosis múltiple, VIH o mujeres que siguen tratamientos de fertilidad, para los que son necesarios medicamentos de "elevado coste" en su mayoría y que se venían dispensando en las farmacias hospitalarias de forma gratuita, pero que a partir de ahora estarán sujetos a un copago máximo del 10%.