Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE registra en el Congreso siete iniciativas, entre ellas, la eliminación del carácter evaluable de Religión

El Grupo Socialista en el Congreso ha registrado siete proposiciones no de ley con el objetivo de "solucionar algunos de los problemas más urgentes que ha generado la LOMCE", entre las que se encuentra la eliminación del carácter evaluable de la asignatura de Religión a efectos de la obtención de becas y la repetición de curso.
Asimismo, plantean paralizar el doble itinerario creado en 3º ESO por las opciones de Matemáticas Orientadas a las Enseñanzas Académicas o bien Matemáticas Orientadas a las Enseñanzas Aplicadas, que "suponen la elección casi irreversible" de un itinerario académico que "puede marcar de una manera definitiva el futuro de jóvenes con tan sólo 13 o 14 años".
Asimismo, el Grupo Socialista pretende recuperar los Programas de Diversificación Curricular desarrollados en los cursos de 3º y 4º de la ESO de la LOE, sustituidos en la LOMCE por los Programas de Mejora del Aprendizaje, dirigidos al alumnado de 2º y 3º ESO. Para los socialistas, estos nuevos programas "dificultan la titulación de los jóvenes que los cursan" al deber incorporarse a 4º de ESO ordinario, habiendo contado con metodologías y contenidos adaptados en cursos anteriores.
El PSOE ha presentado también dos iniciativas relacionadas con la recuperación de la "participación democrática" en los centros educativos: La primera tiene el objetivo de devolver las competencias que la LOMCE sustrajo a los Consejos Escolares, en los que participan docentes, padres y madres; y la segunda busca recuperar la elección democrática de los directores de centro y limitar sus funciones.
Finalmente, ha presentado una iniciativa para promover un nuevo marco estatal de precios públicos de matrícula, más reducidos en general, que tenga en cuenta los niveles de renta de la unidad familiar de cada estudiante y permita mantener un marco coherente en el conjunto del Estado.
Con esta última proposición no de ley, los socialistas quieren establecer el carácter de las becas "como derecho subjetivo de todas las personas con necesidad de ayuda para igualar oportunidades". Con ello, tratan de evitar que "la falta de recursos económicos suponga un obstáculo para muchas familias en el acceso a la enseñanza superior".