Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE pide al Congreso rechazar el nuevo copago de medicamentos de dispensación hospitalaria

Los diputados socialistas José Martínez Olmos y Pilar Grande han registrado este jueves una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados por la que se insta a la Cámara Baja a rechazar el nuevo copago de medicamentos que se dispensan en los hospitales a pacientes no hospitalizados, y que entrará en vigor el 1 de octubre.
En el texto, que será debatido en el pleno del próximo 8 de octubre, y al que ha tenido acceso Europa Press, los socialistas recuerdan que diversas comunidades autónomas, entre ellas varias gobernadas por el Partido Popular, han mostrado su "oposición" a esta normativa al considerar que, en estos casos, no se puede aplicar el criterio de racionalización del uso del medicamento, debido a que "no pueden establecerse" nuevas pautas de conducta en la utilización de fármacos de dispensación ambulatoria en hospitales que necesitan los enfermos.
Asimismo, prosiguen los socialistas, esta medida tendría una "escasa repercusión" en términos de ahorro de gasto público sino que, por el contrario, añadiría una "gran complejidad" en la gestión de las aportaciones correspondientes. En este sentido, el Grupo Parlamentario Socialista ha apoyado la posición manifestada por las comunidades y ha instado al Gobierno a que deje "sin efecto" dicha medida.
"Instamos al Gobierno de la Nación a que deje sin efecto la Resolución de 10 de septiembre de 2013 de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia por la que se procede a modificar las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del SNS mediante la asignación de aportación del usuario, relativa a la dispensación ambulatoria de medicamentos en hospitales", zanjan los socialistas.