Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE acusa al Gobierno de hacer "un uso sesgado" de los datos del gasto farmacéutico

La Secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha acusado este martes al Gobierno de hacer "un uso sesgado" de los datos del gasto farmacéutico. De esta manera, la socialista desmiente que éste se haya reducido en un 24 por ciento durante el mes de julio.
En este sentido, Jiménez ha indicado que el ahorro "es menor del anunciado", ya que la cifra oficial "se ha conseguido trasladando el coste de los medicamentos a los ciudadanos". Además, considera que se ha realizado esta acción para "obviar" el ahorro conseguido por el anterior Gobierno socialista.
Al hilo de ello, la exministra de Sanidad ha señalado que en junio el gasto subió alrededor de un 3,5 por ciento, circunstancia que intentó "ocultar" el Ministerio al facilitar los datos por semestre. La explicación a este repunte lo encuentra en que se ha producido un acopio generalizado de medicamentos por parte de muchos pensionistas y pacientes "ante la inminente entrada en vigor del copago".
Por todo ello, la política concreta el ahorro real que se ha producido a través de la Sanidad en un 10 por ciento, circunstancia que "se podrá comprobar en los próximos meses".
EL COPAGO "NO APORTA MÁS AHORRO" QUE LAS MEDIDAS DEL ANTERIOR GOBIERNO
Respecto al copago, Jiménez ha manifestado que va a tener "un impacto negativo en la salud, efecto que también achaca "al 'medicamentazo' en pensionistas y enfermos crónicos". Es por ello, que insiste en que "no aporta más ahorro que las medidas que puso en marcha el Gobierno socialista".
Y es que, confirma que durante la anterior legislatura, el Estado ahorró 5.000 millones de euros anuales a través del Sistema Nacional de Salud. Además, destaca que para ello "no quitaron derechos a los pacientes ni supusieron un incremento del coste para los ciudadanos".
Así, Jiménez sostiene que lo que demuestran las estadísticas es que el coste de los medicamentos "se ha trasladado a los ciudadanos". Como muestra de esta circunstancia explica que el coste de las medicinas "se ha elevado un 36 por ciento desde que entró en vigor el copago. Una subida de precios tremenda", apostilla.
Por todo lo anterior, asegura que van a exigir al Ejecutivo que haga una evaluación técnica sobre el impacto sanitario y económico que está teniendo esta medida. "Queremos poder evaluar con criterios técnicos si estamos avanzando realmente en el uso responsable de los medicamentos en España", concluye.