Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE e Izquierda Plural acusan al Gobierno de cambiar el Impuesto Nuclear "a la medida" de Nuclenor

Dicen que la empresa se ahorrará 150 millones con la modificación
El PSOE y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) han acusado este jueves al Gobierno de plantear modificaciones en el llamado 'impuesto nuclear' "a la medida" de Nuclenor y de la central de Santa María de Garoña (Burgos) a través del proyecto de ley de por el que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.
Durante la Comisión de Hacienda del Congreso que ha dado luz verde a la normativa con las 17 enmiendas del PP antes de remitirla al Senado, el diputado socialista Pedro Sánchez ha calificado de "insultante" que se presente el proyecto de ley como de fiscalidad medioambiental cuando se trata de "rebajar los impuestos a las centrales nucleares" y, en concreto, a Garoña.
Y es que, a su juicio, las enmiendas del PP que plantean que el primer periodo impositivo de aplicación del impuesto que grava la producción de residuos nucleares y combustible nuclear gastado comience el 1 de enero de 2013 tiene como verdadero objetivo que "Nuclenor se ahorre 150 millones de euros".
PRESENTEN OTRO PROYECTO
"Es el colmo de la arbitrariedad, dejan a Garoña exenta del pago del impuesto porque descargó todo el combustible objeto del gravamen el 28 de diciembre de 2012, así que el objetivo de que el primer periodo impositivo comience el 1 de enero de 2013 es que Nuclenor se ahorre 150 millones", ha acusado el diputado.
Además, también ha criticado la decisión de introducir a través de una enmienda una nueva definición de lo que es el combustible nuclear gastado "sin haber siquiera consultado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)" y ha reprochado el "intervencionismo gubernamental" en este ámbito, ya que otra propuesta de modificación de los 'populares' "habilita al Gobierno para modificar el reglamento de las centrales nucleares y abrir así la puerta a que Nuclenor pueda solicitar la renovación de la explotación de Garoña cuando pesa ya una orden ministerial definitiva de cese de actividad".
"Tengan algo de pudor, planteen otro proyecto y haremos otro debate", ha reclamado el socialista, reprochando que, una vez más, el grupo mayoritario aproveche el trámite parlamentario para presentar enmiendas sobre aspectos que no están recogidos en el texto original, lo que supone "hurtar" al Pleno del Congreso el debate sobre temas importantes para la sociedad española.
"NUEVO REGALO A GAROÑA"
En términos parecidos se ha pronunciado la portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Laia Ortiz, quien ha calificado las enmiendas 'populares' de "atropello manifiesto" a un impuesto energético que fue aprobado por las Cortes hace apenas nueve meses, y sólo con el objetivo de hacer un "nuevo regalo" a Garoña.
"Y eso sólo responde al empecinamiento del ministro de Industria, José Manuel Soria, de mantener abierta una central más que obsoleta, con problemas de seguridad y que necesitaría de inversiones millonarias", ha criticado.
Y es que, a su entender, las modificaciones en el gravamen sobre residuos nucleares que ahora se ha aprobado a instancias del PP significa que "o creen que hicieron mal entonces o es que responden a las peticiones de Endesa", una de las empresas gestoras de la central burgalesa a través de Nuclenor junto con Iberdrola.
En este sentido, la diputada catalana ha reprochado que el Ejecutivo sea "siempre sensible" para con las peticiones de las eléctricas mientras que las llamadas contra la retroactividad de las medidas que afectan a las renovables "les entran por un oído y les salen por el otro".
CLARIFICAR LA REGULACIÓN
Finalmente, la portavoz de Hacienda del PP en la Cámara Baja, Ana Madrazo, ha asegurado que las enmiendas de su grupo buscan únicamente "clarificar la regulación introducida por el PP y facilitar la aplicación práctica del impuesto", sin entrar a responder a las acusaciones planteadas por la oposición.
En este sentido, ha insistido en los argumentos ya recogidos en las propias enmiendas, alegando que modifica el periodo impositivo del impuesto "para adaptarlo al ciclo de cada reactor" y se define el concepto de combustible nuclear gastado "para darle mayor claridad".