Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE retoma la derogación de la LOMCE y propone a Compromís la prohibición de concertar la educación diferenciada

El PSOE vuelve a hablar de "derogar" la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en su oferta dirigida a las formaciones de izquierdas (Podemos, IU, En Marea, en Comú Podem y Compromís) y propone a Compromís prohibir los conciertos a los centros educativos que separan a los alumnos por sexo.
En la introducción de estos cinco documentos incorpora, por primera vez tras las elecciones generales, la derogación de la ley educativa. En los documentos anteriores dirigidos a Podemos y a Ciudadanos para negociar un acuerdo de Gobierno, los socialistas planteaban sólo paralización del calendario de implantación de la LOMCE mientras se consensuaba un nuevo marco normativo.
Pese a que los socialistas ya habían explicado que el objetivo es acabar con la 'Ley Wert', pero que para ello es necesario parar su aplicación para no generar un vacío normativo, ahora, el PSOE vuelve a introducir, al igual que en su programa, la palabra derogación: "Para derogar la LOMCE, detener su implantación y aprobar una nueva ley educativa consensuada con la comunidad educativa".
En la batería de medidas concretas sobre educación de estos cinco documentos, el PSOE vuelve a proponer la creación de una mesa para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación que, "en el plazo de seis meses, permita la elaboración de una nueva ley con la máxima participación y consenso, y paralizar con carácter inmediato el calendario de implantación de la LOMCE".
Además, a Compromís le plantea promover, en ese marco del proceso de elaboración de la nueva ley educativa, "la prohibición de la segregación por sexos en los centros educativos sostenidos con fondos públicos", algo que los socialistas no habían planteado en ningún documento anterior.