Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE critica que PP tumbe en el Congreso sus propuestas de protección a menores en violencia machista y luego las use

La diputada del PSOE y miembro de la Comisión de Igualdad del Congreso, Ángeles Álvarez, ha criticado que el PP, partido que sustenta al Gobierno, tumbe en el Congreso de los Diputados sus propuestas de protección a menores en materia de violencia machista y después las haga suyas "aunque mal", al utilizarlas "de forma insuficiente".
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes dos anteproyectos que modifican la legislación de protección a la infancia vigente en España, tocando diversas leyes, desde la normativa relativa a adopciones hasta la de violencia de género.
"Las propuso el PSOE en el Congreso, las votaron en contra, y ahora las usan además de manera insuficiente", lamenta la diputada socialista por Madrid.
En su opinión, estas medidas no introducen ningún cambio específico en cuanto a nuevos derechos de asistencia a los menores. En concreto, cita la modificación que hacen del artículo primero. "Es meramente retórica", indica Álvarez, porque indica que la protección a los menores en materia de violencia de género ya está recogido en la legislación española.
"Nos alegramos de que el PP haya rectificado, aunque no lo suficiente porque recoge poco y mal de las propuestas que hicimos en relación a delimitar con precisión las medidas que tienen que adaptar los jueces en materia de guarda, custodia o régimen de visitas", ha indicado la parlamentaria madrileña.
Eso sí, Álvarez cree que "sí ha recogido bien el Gobierno" la propuesta socialista presentada en junio del año pasado, por la que se planteaba que los jueces puedan suprimir la guarda y custodia de los hijos, así como los regímenes de visitas en aquellos casos de separación, nulidad o divorcio, donde no necesariamente el maltratador esté imputado o condenado por violencia de género, si no que el juez cuente con los indicios suficientes de que se produce esta lacra.