Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE, PP, IU y Equo coinciden en la necesidad de reformar el sistema energético pero discrepan en las fórmulas

Representantes del PSOE, PP, IU y Equo han coincidido en señalar que es necesario reformar el sistema energético actual aunque han diferido en las distintas fórmulas de mix energético al que les gustaría llegar.
Durante un debate de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, (en representación del PSOE) considera que la reforma del sistema energético es "la gran transformación que queda pendiente" en esta década, que es "clave" también en la lucha contra el cambio climático y ha añadido que España está "a las puertas de una transformación de profundísimo calado sobre todo en el sector eléctrico".
En este sentido, la portavoz de cambio climático del PP, María Teresa de Lara, considera "esencial" un pacto energético en el que los partidos se pongan de acuerdo y en el que se llegue a un 'mix' equilibrado que cuente con todas las fuentes energéticas incluida la energía nuclear.
APUESTA RENOVABLE
Por el contrario, el candidato de Equo en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, ha reivindicado su propuesta política de llegar a un 100 por cien de energía renovable en 2030, por lo que ha adelantado que su partido "no está dispuesto a llegar a un pacto para acordar un mix parecido al actual, porque ése es el problema".
En la misma línea, el coordinador federal de Medio Ambiente de IU, José Luis Ordóñez, ha dicho que su propuesta también se basa en las renovables pero que cuando les han llamado para un pacto, siempre han acudido. "El mix actual no se puede prolongar porque está en el origen de la crisis. Estamos dispuestos a hablar. El proceso objetivo es cerrar las nucleares y sustituir el gas y el carbón por las renovables", ha explicado.
Durante la jornada, la representante del PP ha señalado que el programa del PP "orientará todas las políticas de cambio climático al empleo" porque este tema es la prioridad actual del país. Sin embargo, ha dicho que esto pasa por reformar el sector energético, responsable de la mayor parte de las emisiones de CO2; reducir la dependencia energética y evitar los "bandazos regulatorios".
"Es necesario dar un giro a la política energética, apoyar el desarrollo tecnológico de las renovables, establecer un mix energético estable y definido que incluye la nuclear y todas las energías renovables", ha subrayado De Lara, que ha añadido que los sectores con mayor potencial de reducción de emisiones y también de crear empleo son el transporte, la construcción y la iluminación y ha defendido el sector forestal que, a su juicio, es "el gran olvidado del Gobierno del PSOE".
Por su parte, la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Teresa Ribera, ha defendido que no se puede confundir "desarrollo con desarrollismo" y que para modificar el sistema no basta con quedarse en cambiar los márgenes, sino que hay que ir al núcleo.
Por eso, ha dicho que es necesario mejorar la eficiencia energética y una reforma "importante" del sistema fiscal que potencie la fiscalidad verde para hacer visibles los consumos de los recursos finitos; elaborar una Ley de Cambio Climático que "marque la senda" en este sentido, así como trabajar en un fondo de carbono; y procurar que la Unión Europea incremente "al menos al 30 por ciento el nivel de ambición en la reducción del CO2".
Teresa Ribera ha explicado que el PSOE apuesta por un mix energético de un 70 por ciento de renovables en 2030, para que entre 2020 y 2030 se puedan cerrar las centrales nucleares españolas sustituyéndolas por renovables. También ha añadido que hay que consolidar la conexión de las infraestructuras europeas de energía y transportes.
Mientras, López de Uralde ha criticado que el cambio climático no esté "lo suficientemente presente" en la campaña política y que, en algunos casos es menospreciado por algunos líderes, "como Rajoy", por lo que ha pedido al PP que "clarifique de una vez" su postura a este respecto y ha señalado que su programa aborda el cambio climático en su conjunto, desde el convencimiento de que la actividad humana está causando una crisis ambiental, humana y social.
Además, ha calificado de "incoherente" predicar el cambio climático y promover infraestructuras o retirar ayudas a las renovables y subvencionar a las fósiles, en clara alusión al Gobierno actual. Por eso, su propuesta de llegar a un 100% renovables en 2030 pasa por apagar las centrales nucleares en 2020, eliminar las subvenciones al carbón, realizar una Ley de Eficiencia Energética y otra de Cambio Climático.
Para IU, hay que cambiar el modelo energético y reducir el consumo energético y del resto de los recursos llegando en 2050 a un 50 por ciento de reducción de emisiones de CO2 a nivel mundial, algo para lo que los estados tendrán que reducir entre un 20 y un 40 por ciento sus emisiones en CO2 y entre un 80 y un 95 por ciento de CO2 en 2050.
"La crisis climática es determinante. Lo que se haga definirá las consecuencias más indeseables", ha advertido el representante de IU que apuesta por un cambio de modelo territorial, una red de ciudades medias y un cambio en el modelo de transporte que fomente la bici, andar y el ferrocarril, en un modelo de transporte integral y multimodal. Al mismo tiempo, ha dicho que su programa pasa por impulsar la energía fotovoltaica en los tejados de cada edificio, que se convertiría en pequeñas unidades productoras de energía y que los harían autosuficientes.
DURBAN
Respecto a la próxima cumbre de cambio climático que se celebrará durante el mes de diciembre en Durban (Sudáfrica), todos los grupos han coincidido en que se debe llegar a "un acuerdo global vinculante" aunque con distintos matices.
Para la representante del PSOE y responsable de las políticas de cambio climático, la discusión es "geoestragética" y ha destacado que, en el marco internacional, la UE ha sido y es la única que ha logrado construir respuestas convincentes entendidas y respaldadas por la humanidad, por lo que ha defendido el liderazgo de los Veintisiete.
Mientras, María Teresa de Lara aboga porque se alcance un acuerdo global y vinculante pero que sea "para todos" y que todos los países se comprometan, porque si no, a su juicio, el resultado será "muy pobre" y aumentarán las emisiones. "O hay acuerdo global o no se conseguirá nada", ha advertido, mientras Ordóñez (IU) ha lamentado los escasos avances en la negociación internacional y ha confesado que le produce "mucha tristeza" que esto ocurra casi 20 años después de la Cumbre de Río.
Finalmente, Juan López de Uralde ha acotado que el fracaso de la cumbre de Copenhague (2009) "se mantiene porque lo de Europa es una milonga" ya que es muy responsable de la falta de éxito. En la actualidad ha advertido que la cumbre de Durban va "hacia otro fracaso porque no hay liderazgo, ni los políticos tienen ganas de solucionar el problema, ya que les falta voluntad".