Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE elevará la salud a categoría de derecho fundamental en la futura reforma de la Constitución

El PSOE se compromete a la defensa del derecho a la salud como "fundamental e irrenunciable", y, por ello, elevará la salud a categoría de derecho fundamental, "igual para toda la ciudadana y residentes", en la futura reforma de la Constitución.
Este es el primero de los 10 compromisos con la Sanidad que ha desvelado este martes en el documento 'Compromisos para un SÍ a una Sanidad Pública de calidad para todos', que básicamente incluye el programa en materia sanitaria que tratará de llevar a la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez.
Según explica, este documento inspirarán las medidas y reformas necesarias para "fortalecer, reformar y modernizar" la sanidad pública y, afirman, "hacer de ella de nuevo un elemento del que nos sintamos orgullosos en España". A juicio de los socialistas, en estos cuatro años, "hemos visto cómo el Gobierno de la derecha ha modificado unilateralmente el modelo sanitario español acabando con el carácter universal de la sanidad pública que pasó de reconocerse por razón de ciudadanía a vincularse al aseguramiento y cómo ha puesto en riesgo su calidad con recortes temerarios".
En cuanto a los 9 compromisos restantes, en ellos el PSOE incluye más de 30 iniciativas que, por otro lado, coinciden con las que formaban parte de su programa electoral para las elecciones del pasado 20 de diciembre.
Así, vuelven a mostrarse partidarios del desarrollo de una nueva Ley General de Sanidad que asegure la cobertura universal gratuita, derogando el Real Decreto Ley 16/2012, que retiró la tarjeta sanitaria a los inmigrantes 'sin papeles'; reforzar la gestión pública del sistema; promover programas de cribado y la investigación, así como acelerar la revolución tecnológica y digital.
Mientras, en esta ocasión van más allá a la hora de implantar la tarjeta sanitaria única en todos el territorio. Si antes hablaban de que con ella se permitiera el acceso a la historia sanitaria y la receta electrónica, ahora destacan su capacidad como "elemento de definición del Sistema, sin perjuicio de las competencias correspondientes a las Comunidades Autónomas para identificar a los adscritos a sus respectivos Servicios de Salud".
El PSOE, como creador del Sistema Nacional de Salud con la Ley General de Sanidad de 1986, afirma que ellos son "la garantía para preservarlo y mejorarlo".
LAS MEDIDAS DEL CAMBIO
Proponen un SNS sin barreras y en idénticos términos a los establecidos para todos los ciudadanos de la UE; mantener la cobertura sanitaria para quienes se ausenten de España; desarrollar una única cartera común de servicios para toda la ciudadana, sin "distinción y sin barreras de acceso"; y afirman que pondran en marcha mejoras para colectivos de pacientes que precisan atenciones especificas.
El PSOE se compromete a revisar el copago farmacéutico actual para tener en cuenta criterios de necesidad y evitar que siga siendo barrera de acceso, en especial para los pensionistas y enfermos cronicos. Asimismo, acordará reformas para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema sanitario publico, la responsabilidad y la eficiencia en la inversión sanitaria y también la equidad.
Su objetivo es invertir mas en sanidad publica, procurando que la participación en el PIB alcance el 7% al final de la segunda legislatura. En el contexto de la reforma fiscal que promovemos desde el Partido Socialista, la sanidad publica tendrá la necesaria suficiencia financiera.
Se compromete a mejorar los instrumentos de cohesión reponiendo el Fondo de Cohesión Sanitaria, con una adecuada dotación presupuestaria para impulsar acciones estratégicas que fomenten la disminucion de las desigualdades y la mejora continua de la equidad en salud eliminando las barreras a la movilidad de los pacientes.
Desarrollara una política de eficiencia en el gasto farmacéutico; incrementara la compra centralizada de medicamentos y productos sanitarios en todos aquellos casos en los que las CCAA; promoverá una visión de la salud en todas las políticas; y desarrollarán la Ley General de Salud Publica de 2011.
Promoverán la creación de un Centro de control de enfermedades para dar apoyo a las políticas de salud publica; el desarrollo de investigación de enfermedades poco conocidas o raras; la sanidad digital; y un marco de las políticas de investigación y formación de los profesionales.
El PSOE reforzar la gestión pública del sistema; mantener la titularidad pública de los hospitales y centros de salud y de los
servicios sanitarios; gestionar con profesionalidad, agilidad y flexibilidad; cuidar de modo especial a los que más lo precisan; responder con rapidez a las reclamaciones y buscar soluciones a los problemas.
Además, entre otras medidas, se promoverá una cartera común de servicios en todo el territorio. "Las prestaciones incluidas en la cartera común serán las necesarias para garantizar una atención de calidad, integral y continuada", señala. Además, "la actualización y
nuevas incorporaciones se llevarán a cabo por riguroso criterio de evidencia científica, procurando el acceso a técnicas, tecnologías o recursos terapéuticos en todo el territorio y evitando otros criterios de oportunidad como el clientelismo político, utilizado en algunas Comunidades gobernadas por el PP".