Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE propone prohibir los cigarrillos electrónicos en los centros dependientes del Ayuntamiento

El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga propondrá al equipo de gobierno del PP que se prohíba el uso de los cigarrillos electrónicos en los centros dependientes del Consistorio, sus organismos y empresas municipales, hasta que exista una regulación estatal sobre la utilización y la seguridad de estos productos.
A través de una moción en la Comisión de Pleno de Medio Ambiente y Sostenibilidad, los socialistas plantearán que no se permita el uso de estos dispositivos en los centros de servicios sociales, de mayores, de menores y ciudadanos y, en general, en ninguna dependencia municipal.
En este sentido, en la moción, firmada por los concejales Begoña Medina y Sergio Brenes, se pedirá al Área de Medio Ambiente que recomiende a todos los centros sectoriales no vinculados al Ayuntamiento y a los organismos y empresas municipales con personalidad jurídica propia que limiten el uso de los cigarrillos electrónicos hasta disponer de esa regulación estatal.
Según ha señalado Medina a Europa Press, el Ayuntamiento, en el ámbito de sus competencias, podría limitar, al igual que han hecho ya administraciones como la Junta de Andalucía, el uso del cigarrillo electrónico hasta que exista una regulación a nivel nacional y se pueda conocer la realidad de la seguridad de estos productos para las personas.
Precisamente, Medina ha incidido en la situación de desconocimiento que existe en torno a los cigarrillos electrónicos y se ha referido al estudio que se está realizando en Andalucía de manera compartida entre la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural para determinar la seguridad del contenido de estos dispositivos. Este informe pretende comprobar, entre otras cosas, la existencia de posibles sustancias no declaradas y su impacto sobre la salud de las personas.
El Gobierno central y las comunidades autónomas acordaron, el pasado mes de diciembre, en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns) de 2013, a la espera de un reglamento nacional, las primeras medidas para regular el uso de los cigarrillos electrónicos.
Así, en las zonas infantiles y escolares, los centros de salud y hospitales, los transportes públicos y en la administración, en especial en los lugares de atención a los ciudadanos, quedará prohibida la utilización de estos simuladores.
A raíz de este acuerdo, en la Comunidad andaluza el uso de los dispositivos electrónicos vaporizadores no está permitido desde principios de este año en centros sanitarios, sociales y educativos dependientes de la Junta de Andalucía y tampoco se pueden utilizar en ningún centro donde se desarrolle actividad con menores.
Asimismo, el acuerdo al que llegaron el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para restringir el uso de estos cigarrillos electrónicos en determinados espacios públicos podría quedar plasmado y entrar en vigor a partir de la reforma de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que se está tramitando en el Congreso.
ELIMINACIÓN DE ESCOMBROS
Por otra parte, el PSOE aprovechará también la Comisión de Pleno de Medio Ambiente y Sostenibilidad para exigir la limpieza y eliminación de vertidos y escombros en una parcela situada entre las calles Villanueva del Trabuco y Villanueva de Tapia, contigua al nuevo conservatorio profesional de música Gonzalo Martín Tenllado, inaugurado en este mes de enero.
Esta parcela del distrito de Carretera de Cádiz, "convertida en un verdadero vertedero de escombros y residuos, degrada de forma importante la imagen y la salubridad de la zona, provocando el efecto contrario al que se quiere con la nueva construcción del conservatorio", según ha advertido la concejala socialista Begoña Medina.
La petición pasa, en general, por el hecho de que de forma periódica se establezca un seguimiento para que no haya nuevos vertidos en esta parcela, dando cumplimiento a lo establecido en la Ordenanza para la Limpieza de Espacios Públicos y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.
Y es que, según la edil del PSOE, "el Ayuntamiento debe cumplir y hacer cumplir sus normas y tiene el deber de mantener una limpieza adecuada en todas las parcelas y solares vacíos, pero sobre todo ha de proteger la salud de sus ciudadanos, especialmente de los menores de edad".
Por ello, ha insistido en que esta zona cercana al conservatorio Martín Tenllado "tiene que ser limpiada de residuos y escombros a la mayor brevedad posible, procediendo con posterioridad a establecer un seguimiento adecuado para que esta parcela deje de ser una escombrera ilegal, favoreciendo así la mejora de la imagen y protegiendo la salubridad de los ciudadanos que acceden a los equipamientos y a los residentes de la zona".