Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE someterá a votación hoy la creación una comisión no permanente en el Congreso sobre violencia de género

El PSOE someterá este miércoles a votación en el Pleno del Congreso la creación de una comisión no permanente en la Cámara Baja sobre la violencia de género, tras la presentación este martes de una autoenmienda a su iniciativa inicial, en la que planteaba instar al Gobierno a crear un Pacto de Estado contra la violencia contra las mujeres.
El nuevo planteamiento de las socialistas pide el apoyo a los grupos parlamentarios para que "el Congreso de los Diputados considere conveniente la creación en su seno de una comisión no permanente para el seguimiento y evaluación de las políticas públicas relacionadas con la violencia de género".
El PSOE ha registrado la solicitud de creación de esta comisión no permanente tanto en el Congreso como en el Senado y ahora lo plantea en forma de enmienda a una proposición no de ley. Su objetivo es que se revise de forma continua y "seria" la problemática de la violencia machista.
EL PP LA RECHAZA
Precisamente, el PP rechazó este lunes en la Junta de Portavoces del Congreso la creación de esta comisión no permanente sobre violencia de género argumentando que todo lo relativo a esa lacra ya se trataba en la Comisión de Igualdad, que tiene carácter permanente y capacidad legislativa.
Así, el PP hizo uso de su mayoría absoluta para rechazar una nueva comisión recordando que, precisamente cuando en 2008 se acordó convertir en permanente la Comisión de Igualdad y darle capacidad legislativa, el PSOE defendió ese cambio incidiendo en la conveniencia de que este órgano tuviera más entidad para tratar los asuntos relacionados contra la violencia de género.
Desde abril, los portavoces de las comisiones de Igualdad del Congreso y del Senado han mantenido un par de encuentros con el objetivo de buscar soluciones ante estas alarmantes cifras. Es en la naturaleza de este grupo de trabajo donde discrepan PP y PSOE.
Mientras los 'populares' defienden que con este grupo de trabajo entre ambas cámaras se va a poder trabajar de manera "más flexible" y "rápida" a la hora de buscar nuevas fórmulas, el PSOE sostiene que su carácter "informal" va a impedir que las medidas que salgan adelante van a perder su carácter vinculante, aparte de que "no quedará constancia" y "no habrá transparencia" sobre lo que se ha trabajado al ser encuentros a puerta cerrada.
Con ello, la portavoz socialista de Igualdad, Carmen Montón, ha insistido en que hay que conformar en el Congreso de una Comisión no permanente que evalúe el funcionamiento de la Ley integral contra la violencia de género y recoja las propuestas de los grupos parlamentarios para lograr un acuerdo político que permita frenar el repunte de la violencia machista.
"¿Qué miedo tiene el PP a que se rindan cuentas en sede parlamentaria?", se ha preguntado, al mismo tiempo que sigue reclamando un espacio formal para trabajar en algo "tan grave" como la lucha contra la violencia de género.
"Ante una situación de emergencia es necesario redoblar el esfuerzo y el trabajo en el Parlamento para acabar con esta lacra social, que ya se ha cobrado la vida de 27 mujeres este año", ha agregado.
Es más, para la portavoz socialista es necesario hacer una evaluación de la aplicación de la Ley Integral contra la violencia de género, en un "ámbito formal y transparente" y no en un "espacio oculto e informal donde los ciudadanos no pueden conocer el contenido de los trabajos".
HASTA JUNIO PARA TRABAJAR
No obstante, la mayor parte de los portavoces de las comisiones de Igualdad del Congreso y del Senado, en total unos 15 parlamentarios, han decidido reunirse semanalmente y hasta el mes de junio para buscar soluciones ante las "elevadas y alarmantes" cifras que este 2014 está registrando en el número de mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas.
El objetivo último de estas sesiones, a puerta cerrada, es revisar el desarrollo e implantación de la Ley de 2004 de Medidas de Lucha contra la Violencia de Género, aprobada bajo el exGobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, además de conformar, siempre que haya consenso entre todos los grupos parlamentarios, un Pacto de Estado contra esta lacra.