Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE exige agilizar la obtención del certificado de antecedentes penales en Cataluña para evitar abusos en los colegios

El Grupo Socialista ha presentado una iniciativa en el Congreso para que se agilice la obtención del certificado de antecedentes penales a las personas que desean inscribirse en la bolsa de trabajo del personal docente del departamento de Educación en Cataluña, con el objetivo a largo plazo de evitar abusos sexuales en los colegios.
Se trata de una proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, que ha sido presentada por los diputados Germán Rodríguez y Merce Perea, para su debate en la Comisión de Justicia, coincidiendo con la decena de denuncias por abusos sexuales detectados en el colegio de los Maristas de Sants (Barcelona), y ante las "enormes colas" que se estaban produciendo para que los docentes pudieran obtener sus certificados.
Desde el pasado mes de julio, con la aprobación de la Ley de Protección a la infancia se fijó como requisito para el acceso y ejercicio a las profesiones, oficios y actividades que impliquen contacto habitual con menores, como el hecho de ser profesor, el no haber sido condenado por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual.
Así, se exige a quienes quieran acceder a tales profesiones, acreditar esta circunstancia mediante una certificación negativa de antecedentes penales del Registro Central de Delincuentes Sexuales.
Este registro fue creado mediante decreto en diciembre de 2015, aunque su entrada en vigor está prevista para finales de este mes febrero, señala el PSOE.
LOS PROBLEMAS EN CATALUÑA
Según explica a Europa Press el diputado socialista, mientras se pone en marcha dicho registro, la ley prevé, a través de la disposición transitoria cuarta, que dicha certificación sea emitida por el Registro Central de Antecedentes Penales.
Rodríguez señala que en Cataluña sólo existe una oficina donde se puede tramitar este certificado, localizada en Barcelona, que es la gerencia territorial del Ministerio de Justicia, lo cual implica el desplazamiento de muchas personas que necesitan realizar este trámite a la capital.
Por otro lado, en estos momentos, cuando está abierto el plazo de inscripción en la bolsa de trabajo del personal esta oficina ha reducido su horario a las mañanas, "lo cual está provocando largas colas y que algunos interesados hayan tenido que pasar la noche en la calle para poder obtener este documento".
Además, sostiene que, a pesar de que es posible obtener este certificado por vía telemática, son muchas las personas que no disponen de la firma del DNI electrónico, y además, se han producido algunos colapsos en la red.
"Es evidente que, conociendo el nuevo requisito previsto en la ley para los aspirantes no se ha producido la coordinación necesaria entre esta administración y el Ministerio de Justicia, a pesar de las advertencias previas de los representantes sindicales del personal docente", sostiene.
Por otro lado, advierte de que el hecho de que aún no esté en servicio el Registro Central de Delincuentes Sexuales supone que se estén expidiendo certificados de penales, en los que constan todos los delitos, lo cual puede provocar un daño añadido a los interesados.
Por todo ello, exige que se mejore la coordinación entre el Ministerio de Justicia y el Departamento de Educación catalán, se incrementen los espacios, medios técnicos y humanos, así como los horarios de atención al público del Registro Central de Antecedentes Penales en Cataluña para la obtención de dicho certificado, hasta que entre en funcionamiento el Registro Central de Delincuentes Sexuales.