Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE propondrá en el Congreso la eliminación de los copagos sanitarios

El grupo parlamentario socialista ha presentado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para que se supriman los copagos sanitarios que el Gobierno de Mariano Rajoy ha impuesto a lo largo de sus dos años de legislatura, en los que "ha ejercido el poder de una manera autoritaria y antisocial".
Así lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa el diputado por Granada y portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, José Martínez Olmos.
"La decisión del copago supone un daño para la salud de los pacientes y perjudica a colectivos especialmente necesitados, como pensionistas y enfermos crónicos, que tienen más necesidades de atención sanitaria y medicamentos", ha precisado.
En este sentido, ha subrayado que el copago se ha convertido en una "barrera de acceso" a los medicamentos a los pacientes pensionistas, "hasta el punto de que las organizaciones médicas nacionales han alertado de que muchos pensionistas no retiran de las farmacias los medicamentos que le prescriben los médicos".
El diputado socialista ha destacado que el 15 por ciento de los pensionistas no retiran en las farmacias los medicamentos que les prescriben los médicos. "El copago no sólo es dañino para la salud de los pacientes sino que termina encareciendo la atención sanitaria", ha indicado.
Actualmente, los pensionistas españoles están pagando unos 400 millones de euros por los medicamentos a los que accedían gratuitamente antes de la llegada de Rajoy al Gobierno, de los que unos 145 millones corresponden a los pensionistas andaluces, ha explicado Martínez Olmos.
El representante socialista también se ha referido a la decisión del Gobierno del PP de imponer un copago a los medicamentos que se dispensan en las farmacias hospitalarias, una medida "que ha generado el rechazo generalizado de la ciudadanía, de comunidades autónomas gobernadas por partidos diferentes al PP, como Andalucía y Cataluña, y de comunidades gobernadas por el PP, como el caso de Castilla y León y de Castilla La Mancha, donde Dolores de Cospedal, secretaria del PP por las mañanas y presidenta de la comunidad por las tardes, ha dicho que ese copago es injusto y que no va a permitir que los ciudadanos tengan que hacer frente a esa decisión".
Martínez Olmos ha recordado que el propio Consejo de Estado emitió un dictamen sobre el copago en ambulancias, en prótesis y en medicamentos de carácter dietético, en el que concluía que costaba más el dispositivo administrativo que había que montar que lo que previsiblemente ingresaría la Administración. "Ese varapalo llevó a que la propia ministra de Sanidad se enfrentara a sí misma y dijera que no se iba a aplicar".
Para el diputado socialista, "la ministra de Sanidad tiene que dar marcha atrás jurídica y legalmente, no sólo desde el punto de vista administrativo". "La señora Mato va a pasar a la historia de la sanidad española como la ministra que, con sus decisiones, está haciendo daño a la salud de las personas", ha añadido.