Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE reclama también en el Senado la creación de un grupo de trabajo "formal" para luchar contra la violencia de género

El PSOE ha registrado este miércoles en el Senado la petición de creación de una comisión no permanente para el estudio contra la violencia de género, "un grupo de trabajo formal" con el que atender el repunte de víctimas de la violencia de género que, "en lo que va de año se ha llevado a 25 mujeres", según ha informado a Europa Press la secretaria de Igualdad socialista, Purificación Causapié.
Los socialistas registraron hace un par de semanas también la creación de esta comisión no permanente en el Congreso, aún pendiente de calificar, coincidiendo con el inicio de las reuniones parlamentarias donde cerca de 15 parlamentarios, diputados y senadores de las comisiones de Igualdad del Congreso y del Senado, trabajan para intentar buscar alguna solución ante las "alarmantes" cifras que este 2014 está recabando en violencia machista.
El objetivo último de estas sesiones, a puerta cerrada, es revisar el desarrollo e implantación de la Ley de 2004 de Medidas de Lucha contra la Violencia de Género, aprobada bajo el exGobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, además de conformar, siempre que haya consenso entre todos los grupos parlamentarios, un Pacto de Estado contra esta lacra.
DISIDENCIAS EN LA NATURALEZA
Precisamente, este martes tuvo lugar la segunda de estas reuniones parlamentarias, momento en el que según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias, se produjo un rifirrafe entre los 'populares' y los socialistas frente a la naturaleza del grupo de trabajo para buscar alternativas y soluciones a la actual situación de violencia de género.
Así, con la petición en la Cámara Alta de crear un grupo de trabajo "formal", el PSOE insiste en la necesidad de crear una comisión no permanente entre ambas Cámaras para revisar de forma continua y "seria" la problemática de la violencia machista.
"Pensamos que es el espacio para hablar sobre violencia de género y hacer aportaciones. No en un espacio informal, sino que tiene que haber una formalidad porque es un tema importante, y se ha planteado una comisión no permanente", ha recalcado Causapié.
Mientras, los 'populares' defienden que con este grupo entre Congreso y Senado se va a poder trabajar de manera "más flexible" y "rápida" a la hora de buscar nuevas fórmulas, es decir, con un grupo de trabajo que no sea como tal una comisión no permanente.
TRABAJO HASTA JUNIO
A pesar de estas discrepancias, todos los grupos parlamentarios han accedido a crear el grupo de trabajo y se han emplazado al mes de mayo para presentar sus propuestas de mejora ante la actual y "alarmante" situación de violencia de género. El objetivo es reunirse semanalmente para que, en un par de meses, presentar un documento vinculante al Gobierno para adoptar medidas que frenen la violencia de género.
Principalmente, se apunta a la modificación de la Ley Orgánica de Violencia de Género de 2004, asunto que va a centrar el trabajo de estos parlamentarios hasta junio.
A juicio de Causapié, el Gobierno está intentando retrasar el debate de la creación de estas comisiones no permanentes y no sabe cómo afrontar esta "grave situación" y, "para decir que están haciendo algo" ha pedido a las presidentas de la comisión del Congreso y del Senado de Igualdad que creen este grupo de trabajo "informal".
"Parece que en periodo electoral no está por asumir un debate sobre violencia de género. Queremos emplazar al PP a que vote a favor de esta comisión no permanente, un espacio formal y adecuado para hablar de violencia de género y lugar para convocar al espectro político y social y dar respuestas a las mujeres", ha agregado.
En este punto, ha recordado la petición del PSOE de poner en marcha un fondo de 100 millones de euros para los ayuntamientos que, tras la reforma local, lamenta que hayan perdido competencias en materia de violencia de género, cuando "son clave" para detectar estos casos, según ha indicado la secretaria de Igualdad socialista.
PROPUESTA DEL PSOE
Igualmente, el PSOE ha presentado por su cuenta una proposición no de ley en el Congreso que insta al Gobierno a promover un pacto de Estado contra la violencia de género que, según anunció este martes su portavoz en la Cámara Baja, Soraya Rodríguez, se evaluará en el Pleno de la próxima semana.
En ella, los socialistas instan al Gobierno a impulsar un pacto de Estado contra la violencia de género en el que participen: la administración General del Estado, las administraciones autonómicas y locales, la Fiscalía General del Estado, el Consejo General del Poder Judicial, los partidos políticos, los interlocutores sociales y las organizaciones de mujeres y otras organizaciones sociales especializadas.
A su juicio, el fin de ese pacto de Estado es promover la aplicación efectiva de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de 2004.
Para ello, y entre otras medidas, el PSOE quiere que el Gobierno reponga y dote "suficientemente" las partidas presupuestarias para este fin, especialmente los recursos destinados a la prevención y a la asistencia social de las víctimas de violencia de género, dependientes tanto de las comunidades autónomas como de los servicios de proximidad de los ayuntamientos.