Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE trabaja con representantes educativos en el Congreso para paralizar la LOMCE y estudiar alternativas

Representantes del PSOE y de la comunidad educativa se han reunido este viernes en el Congreso de los Diputados con el objetivo de analizar las iniciativas parlamentarias que los socialistas han presentado estas semanas en la Cámara, con el objetivo de paralizar el calendario de implantación de la LOMCE, así como estudiar alternativas a la misma, y trabajar por la apertura de un proceso de diálogo por un pacto de Estado educativo.
Así, han mantenido un encuentro el secretario de Educación del PSOE y senador, José Miguel Pérez; los diputados Luz Martínez Seijo y Guillermo Meijón; el senador y coordinador de la Sectorial de Educación, Francisco Menacho; con representantes de la comunidad educativa de FETE-UGT, la Federación de Enseñanza de CC.OO., STEs, CEAPA, UECOE, FAEST y FEDADI.
En declaraciones a los medios, el secretario de Educación del PSOE ha recordado que desde julio de 2013 existe un acuerdo parlamentario por derogar la LOMCE en cuanto cambiasen el arco parlamentario, un hecho que sería posible dada la nueva configuración de la Cámara, en cuanto se activen las tramitaciones parlamentarias.
ACUERDO PARLAMENTARIO PARA PARAR LA LOMCE
"Hay un acuerdo mayoritario para derogar la LOMCE, pero como en estos momentos derogarla generaría un vacío normativo, nos parece esencial paralizar el actual calendario de aplicación de la Ley", ha señalado el socialista. Es más, sostiene que es voluntad del PSOE trabajar por un futuro acuerdo educativo, tanto con las fuerzas parlamentarias como con la comunidad educativa.
A su juicio, el PP debería hacer "una reflexión" sobre su voluntad de acuerdo con el resto de formaciones, ya que la LOMCE sólo salió adelante con el respaldo de los 'populares'. "Ahora el PP y Rajoy dicen que quieren acordar un marco educativo. Sería ideal que lo hicieran desde la oposición. Ahí se vería la auténtica voluntad de acuerdo", ha apostillado.
Sobre las pruebas finales de Sexto de Primaria, que se pondrán en marcha en mayo, si no se paraliza la implantación de la LOMCE, Pérez ha destacado que "la mayor parte de las comunidades han presentado un recurso", y ha aventurado que, de hacerlas, "a los niños se les pondrá un sello en la frente, desconociéndose las consecuencias de estas pruebas".
"LA INCERTIDUMBRE" CON LA LOMCE
Desde FAEST, Alejandro Delgado ha celebrado que el objetivo de gran parte de la comunidad educativa en estos momentos sea derogar la LOMCE, frente a la "incertidumbre que va a provocar su desarrollo".
Mientras, Jesús Sánchez, de CEAPA, ha avanzado que, igual que ya hiciera con las pruebas de tercero de Primaria, van a iniciar próximamente una campaña contra las pruebas de final de Primaria en los centros educativos. "Los alumnos que no las superen con éxito es probable que vayan con una marca que les encamine hacía una FP Básica".
Maribel Loranca, de la Federación de Enseñanza de UGT, ha valorado el "intento de cumplir el compromiso político" del PSOE por derogar la LOMCE en cuanto cambie la mayoría parlamentaria en la Cámara. A su juicio, es una demanda social el sentarse a trabajar por un acuerdo social y político sobre la educación. Eso sí, espera reunirse con el resto de formaciones que sellaron ese acuerdo parlamentario de 2013.
Desde la Federación de Enseñanza de CC.OO, Paco García, ha insistido también en que también deben reunirse con todas las formaciones para paralizar el calendario de implantación de la LOMCE, con el objetivo de iniciar un proceso de diálogo sobre una nueva ley educativa, "donde la educación sea una prioridad en las políticas del Estado, con la inversión necesaria, donde se defienda la escuela pública, se hable de profesorado, y de un plan de empleo para ajustar plantillas a la necesidades educativas".
Sobre la "reválida" de Sexto de Primaria dice que hay preocupación porque si esa prueba se lleva a cabo "tendrá consecuencias para el futuro académico de los alumnos", y "se constituye en un escalón más para segregar alumnos tempranamente".
Finalmente, Voro Benavent, de STES, considera que hay tres prioridades: paralizar las "reválidas"; la retirada de los recortes educativos; y derogar cuanto antes la LOMCE y hablar de una nueva ley educativa acordada.