Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE dice que solucionar la huelga de examinadores de tráfico costaría 2,5 millones pero que el Gobierno no quiere

El PSOE se ha solidarizado este miércoles con situación de los examinadores de tráfico, que han convocado una huelga indefinida en septiembre ante la falta de reconocimiento del colectivo, y asegura que esta situación se puede solucionar con "sólo" 2,5 millones de euros para subidas de sueldo. A su juicio, el Gobierno no colabora porque "no le da la gana".
La portavoz de la formación en el Congreso, Margarita Robles, ha explicado que el Ejecutivo se comprometió hace un año a dotar a todos los examinadores con un complemento específico de entre 250 y 270 euros al mes y a crear una escala profesional nueva para ellos diferente de los administrativos que trabajan en las oficinas.
Estas medidas son algunas de las reclamaciones que los examinadores llevar realizando durante meses y que están provocando paros todos los lunes, martes y miércoles desde el pasado mes de junio. Ahora, y ante la falta de compromiso del Gobierno, el colectivo ha decidido iniciar los trámites para llevar a cabo una huelga indefinida, a partir del próximo 4 de septiembre, así como una movilización ante la sede de la Dirección General de Trafico (DGT) el 25 de julio, según informó este martes la asociación Asextra.
El portavoz del PSOE en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Pablo Bellido, ha señalado que en este órgano de la Cámara Baja se han apoyado por mayoría "cuatro proposiciones no de ley en apoyo a los examinadores y de las autoescuelas", que no han sido suficientes para que el Gobierno reaccionase.
"ESTÁN DESINCENTIVADOS"
Bellido ha insistido en que faltan examinadores y que los que hay "están desincentivados". "La solución es muy sencilla, solo se necesitan unos 2,5 millones de euros para cumplir con el compromiso que el Gobierno adquirió en 2015", ha explicado el diputado, que también presentó una enmienda al respecto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).
Los socialistas alertan de que más del 80 por ciento de los examinadores están secundado las huelgas que está llevando a cabo el colectivo (unos 650 profesionales) y que hay unas 30.000 personas que actualmente viven de las autoescuelas que ven peligrar su empresa y/o su trabajo. Bellido señala que estos paros están afectando a unos 125.000 ciudadanos que aspiran a obtener el carné de conducir y que se incrementará en la época de verano.