Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PVasco-Urquijo admite que el copago de farmacia es un esfuerzo para el paciente pero busca que el sistema sea sostenible

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha reconocido que la decisión del Ministerio de Sanidad de aplica la aplicación del copado de farmacia hospitalaria ambulatoria supone "un esfuerzo para el usuario" del sistema sanitario, pero ha defendido que tiene como objetivo "mantener la universalidad de la atención sanitaria y, sobre todo, que el sistema sea sostenible".
En una entrevista concedida a la Cadena Cope, recogida por Europa Press, Urquijo ha admitido que el Gobierno vasco está "en su perfecto derecho de recurrir en alzada" la resolución del Ministerio de Sanidad para la aplicación del copago de farmacia hospitalaria ambulatoria, tal y como ha anunciado el consejero de Salud, Jon Darpón, y luego plantear, si no se estima estere curso, "algún otro tipo de formulación legal ante otro tipo de tribunal".
En cualquier caso, ha subrayado que "lo que trata esta medida" que regula la aplicación del copago de farmacia hospitalaria ambulatoria es que "el sistema sanitario, también con el sistema farmacéutico, sea universal y sostenible".
Según ha dicho, el Gobierno del PP "podría haber hecho como hizo el Partido Socialista en el pasado, que es pasar la bola al siguiente, y no tendríamos ninguna necesidad de haber subido, como regla general, del orden del 40 al 50 por ciento el pago de las recetas y, en el caso ahora de farmacia hospitalaria, no hubiéramos tenido que plantear que se abone por parte del usuario el 10 por ciento, con un limite de 4,20 euros por envase, y estamos hablando de medicamentos que son muy caros, incluso algunos de miles de euros".
"Hubiera sido más sencillo no tener que adoptar ninguna medida de este tipo y seguir engordando el déficit y la deuda de la Seguridad Social y haber pasado la bola al siguiente, pero ese no es el estilo del PP", ha reiterado.
Urquijo ha destacado que el Gobierno del PP ha adoptado una decisión "con responsabilidad" porque "creíamos y creemos que había que tomar una serie de medidas que no son del agrado de nadie, pero que ayudan a mantener el sistema".
Por eso, ha insistido, el Ministerio de Sanidad "se ha visto en la obligación de plantear estas subidas, que son duras pero aseguran la sostenibilidad del sistema".