Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pacientes piden a Gilead que abarate el coste de su nuevo fármaco para la hepatitis C

El Grupo Europeo de Tratamientos contra el Sida (EATG, en sus siglas en inglés) ha pedido a la compañía farmacéutica Gilead que abarate el precio de su nuevo tratamiento oral contra la hepatitis C sofosbuvir, comercializado como 'Sovaldi', dado que se trata de un fármaco "prometedor" que "puede ayudar a salvar vidas". De hecho, piden que incluso se facilite de forma gratuita "a las personas que más lo necesitan", a través de programas de uso compasivo y de acceso expandido.
Esta entidad, que cuenta con el apoyo de la Coordinadora Estatal de ONG de VIH (CESIDA), ha mostrado su satisfacción por los avances logrados en el tratamiento contra el virus de la hepatitis C y ha destacado la revolución que supone este fármaco, que puede curar la infección sin necesidad de interferón pegilado al utilizarse en combinación con otros fármacos orales, incluso en casos de personas con cirrosis o coinfectados también por VIH, con tasas de eficacia de casi el 100%.
En enero de 2014 el fármaco recibió la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés). Sin embargo, denuncian que el acceso es limitado ya que el laboratorio ha facilitado una "cantidad insuficiente" del fármaco de forma gratuita a través de los programas de uso compasivo por lo que "únicamente unos pocos países pueden proporcionarlo a los pacientes debido a elevado precio fijado por Gilead".
En Estados Unidos el precio de este medicamento es de unos 1.000 dólares diarios, por lo que un ciclo de tratamiento típico de 12 o 24 semanas supone un desembolso de 84.000 a 168.000 dólares (de 61.275 a 122.550 euros).
En la mayoría de países de la Eurozona el tratamiento oscila entre los 50.000 y 60.000 euros para un tratamiento de 12 semanas, y el doble en el caso de que se deba utilizar durante 24 semanas.
Sin embargo, los expertos calculan que el coste de producción de 'Sovaldi' oscila entre 50 y 99 euros para un ciclo de 12 semanas de tratamiento, lo que supone unos 2 euros por comprimido, en lugar de los 642 que ha fijado Gilead.
El problema, lamentan, es que casi 78 millones de personas viven con hepatitis C en países de ingresos medios y bajos y, por tanto, no tendrán posibilidad de acceder a 'Sovaldi' debido a que sus estados no han sido incluidos en acuerdos de comercialización de Gilead.
EL PRECIO "NO ES SOSTENIBLE"
"El precio de 'Sovaldi' no resulta sostenible para la mayor parte de los sistemas sanitarios, ni siquiera los de los países más ricos. Es demasiado caro para países de ingresos medios como Ucrania, donde la epidemia de hepatitis C está fuera de control. Aunque Gilead ha ofrecido un descuento considerable a Egipto (uno de los países con la tasa más elevada de hepatitis C del mundo), el precio sigue siendo demasiado elevado", recuerda este grupo.
Por todas estas razones, los activistas y organizaciones de pacientes de hepatitis y VIH de Europa exigen a Gilead que se comprometa a implementar un amplio programa gratuito de acceso temprano tanto en países donde todavía no está aprobado como en países en los que sí lo está, que permita su uso en países donde "no pueden permitirse" pagar el elevado precio fijado actualmente.
De hecho, proponen que así las ventas se incrementarían tanto que el volumen compensaría la reducción del precio, lo que "permitiría al laboratorio continuar manteniendo sustanciosos beneficios".