Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pacientes apuestan por desinvertir en los fármacos sin evidencia y abrir la puerta a aquellos que aportan innovación

(Relacionar esta información a la anterior sobre el mismo tema)
El vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Alejandro Toledo, apuesta por "desinvertir" en aquellos fármacos sin evidencia y abrir la puerta a los que aportan innovación y mejoran la sostenibilidad del sistema sanitario, para reducir la factura farmacéutica.
"Este es un tema muy debatido entre los pacientes, lógicamente todos los tratamientos innovadores no aportan evidencia y eficacia, hay muchos intereses en juego. Hay que determinar qué medicamentos aportan beneficios sin que conlleve un elevado coste, pero es difícil de determinar", ha explicado en una entrevista a Europa Press, en referencia al estudio publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el "despilfarro" en medicamentos nuevos.
A su juicio, esto sería más fácil de controlar con una mayor intervención de los pacientes en los organismos reguladores. "Nosotros no somos expertos pero tenemos capacidad de discernir", ha señalado en referencia al conocimiento que tienen gracias al apoyo que les brindan mediante acuerdos organizaciones como la Organización Médica Colegial o la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).
"Hay que desinvertir en fármacos que no han probado nada, ninguna evidencia científica sobre sus beneficios, y abrir la puerta a tratamientos innovadores, que por supuesto no en todos los casos tienen una aportación. En ocasiones se juega con las mismas moléculas y elevados precios", ha añadido.
Toledo recuerda que esta situación puede ser especialmente dramática en el caso de los pacientes crónicos. "Sabemos que esto ocurre pero ¿quién pone coto a esta situación?", se pregunta, al tiempo que responde recordando que el paciente "debe tener voz" para poder participar en todas las cuestiones que tienen que ver con su salud.