Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres de alumnos consideran excesivo que los escolares que lleven 'tupper' tengan que pagar 3 euros por usar el comedor

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) y la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) consideran "excesivo" que se cobre hasta tres euros al día a los escolares que a partir del próximo curso decidan comer de 'tupper' por usar el comedor, según ha anunciado la Consejería de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña.
En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Jesús María Sánchez, ha calificado de "barbaridad" la medida. "Nos parece una barbaridad, que estemos hablando de precios de comedor que pueden rondar los cinco euros y se quiera cobrar hasta tres por la utilización de los espacios, nos parece una tomadura de pelo", ha remarcado.
Además, ha indicado que, si esta medida se aplica en Cataluña o incluso se extiende a otras comunidades como Valencia, donde también se permitirá llevar 'tupper' a los alumnos a partir del próximo curso o Madrid donde se está estudiando, las familias que decidan no llevar a su hijo al comedor y mandarle a clase con la fiambrera, "van a notar muy poca diferencia".
En cualquier caso, ha admitido que CEAPA ya pensaba que se podría dar esta posibilidad y temía que calentar las comidas traídas de casa en el comedor de los colegios "no iba a ser gratis". "Desgraciadamente, hemos tenido razón", ha precisado.
Para Sánchez, esta medida es "un intento más por parte del Gobierno y de las comunidades autónomas gobernadas por el PP de acabar con la escuela pública". "Es un ataque claro hacia la escuela pública y a las familias que llevamos a nuestros hijos a estos centros", ha añadido.
SOLIDARIDAD Y MENOR MARGEN DE BENEFICIOS
Por su parte, el presidente de CONCAPA, Luis Carbonel, ha insistido en que no le parece bien la medida porque, según ha recordado, muchas de las familias que han optado por el 'tupper' "lo hacen por dificultades económicas".
"Me parece excesivo cobrar esa cantidad por ocupar el espacio del comedor o usar el microondas", ha insistido, al tiempo que ha apostado por que esta situación de crisis posiblemente obligue a las familias a replantearse la posibilidad de hacer en casa un desayuno más completo, como sucede en Inglaterra, de forma que la comida se haga al regresar a casa del colegio.
No obstante, ha señalado que no ve mal que se dé la opción en los colegios para que los padres decidan libremente "qué, cómo y dónde" deben comer sus hijos, aunque cree que pueden darse problemas prácticos en relación a la comida de los más pequeños, que necesitarán supervisión.
Para Carbonel, parte de la solución a la "grave" crisis por la que atraviesa la sociedad española y que afecta a los padres de alumnos, estriba en que las empresas relacionadas con la escuela --catering, editoriales, uniformes-- reduzcan sus márgenes de beneficios, y en la solidaridad entre las familias. "Creo que de la crisis sólo saldremos con solidaridad social y familiar", ha remarcado.