Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres piden "repensar" el calendario escolar y que los colegios abran en Semana Santa para actividades lúdicas

El disfrute en familia y el repaso de alguna materia es compatible, según un experto
Las asociaciones de padres de alumnos reclaman "repensar" el modo en que está configurado el calendario escolar, que "no tiene en cuenta la conciliación de las familias" y "está descompensado" por la duración de las vacaciones según la época del año. Asimismo, piden que los centros escolares abran sus puertas durante la Semana Santa y organicen actividades lúdicas para los niños.
Así lo han indicado a Europa Press los presidentes de la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Jesús Salido, y la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonel, con motivo del inicio este viernes 18 de marzo de las vacaciones escolares de Semana Santa en la mayoría de las comunidades autónomas.
"El calendario escolar tiene que repensarse porque se negocia sólo entre las administraciones educativas autonómicas y el profesorado y los padres debemos estar en esas reuniones porque es un tema que afecta a las familias", ha afirmado el presidente de CEAPA, que es la organización mayoritaria en la enseñanza pública.
Si bien ve "necesario" un receso en el curso escolar para que los alumnos descansen y desconecten, también alerta de la dificultad que tienen "la mayoría de las familias" para atender a sus hijos estas vacaciones, "incompatibles" con los padres trabajadores que sólo cuentan con dos festivos.
Por ello, propone que los colegios públicos "se abran al barrio" y organicen actividades de entretenimiento, "no curriculares", para aquellos estudiantes cuyos padres no pueden ocuparse de los niños porque tienen que trabajar.
Asimismo, recuerda que hay "muchos alumnos" que sus familias están pasando por una situación económica complicada y que la única comida importante que hacen al día es la del colegio. Para estos, Salido ha reclamado que se abran los comedores escolares.
El presidente de CONCAPA ha indicado que las vacaciones escolares están "pésimamente planificadas", pues la duración de las de Semana Santa, de algo más de una semana, contrasta con los dos meses y medio de las de verano. "Las del segundo trimestre deberían ser más largas porque los alumnos también están cansados", ha propuesto.
Al igual que Salido, el dirigente de la organización de padres mayoritaria en concertada advierte de los "problemas" de conciliación de la vida familiar y laboral que padecen los padres cada vez que llegan las vacaciones escolares. Por ello, insiste en los 'campamentos urbanos' en los centros educativos como la "mejor solución" para las familias: los padres pueden ir a trabajar mientras sus hijos realizan actividades en el colegio.
DEBERES EN VACACIONES
Sobre los deberes en vacaciones durante las vacaciones, el doctor en Psicología y Pedagogía y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Valentín Martínez-Otero, ha señalado que lo importante en estos días es que no se produzca un "corte abrupto" en la rutina de los estudiantes y se alejen de alguna tarea que pudieran realizar "sin que se altere el descanso en las vacaciones".
Este experto sostiene que los niños tiene que "disfrutar" de sus padres, hermanos o amigos, pero si necesitan reforzar alguna materia, puedan hacer ambas cosas. "Un día bien aprovechado permite realizar, con cierta flexibilidad, alguna tarea pendiente de la escuela", ha apostillado.
También señala que los días de descanso que compartan padres e hijos durante Semana Santa se pueden aprovechar para que los niños aprendan cosas distintas a las que se imparten en la escuela, como costumbres, historia o naturaleza de los lugares a los que se desplacen.
El presidente de CONCAPA comparte esta reflexión y señala que quienes "van mal" en alguna asignatura pueden aprovechar estos días libres para recuperar y subraya la importancia de la lectura diaria para todos los alumnos, no de contenidos curriculares, sino de libros o textos que los niños elijan.
"Estamos en contra de los deberes obligatorios que implican una sanción a quienes no los hagan y condicionan la vida de la familia en vacaciones", ha subrayado Salido, que ha criticado que algunos profesores pretenden que los alumnos se lleven a casa "lo que no les ha dado tiempo a enseñar en clase".