Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres, profesores, alumnos y patronal reclaman que la educación forme parte de las negociaciones de Gobierno

Un pacto educativo o un acuerdo de mínimos, la derogación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la defensa de la libertad de enseñanza o la reversión de los recortes son algunas de las reivindicaciones de varias organizaciones de la comunidad educativa de cara a los acuerdos entre los partidos para la formación de un nuevo Gobierno en España. No obstante, piden prudencia ante un panorama aún incierto.
"Queremos un Gobierno del cambio para el cambio educativo, pero esto es sin duda complejo y difícil", ha subrayado a Europa Press el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO (FE-CC.OO), Francisco García, que ha admitido que la derogación de la ley y de los decretos de recortes está "más difícil y lejana" tras el resultado electoral del pasado domingo. Asimismo, ha recordado que el PP se ha comprometido con Bruselas a seguir recortando en Educación para cumplir con el objetivo de déficit.
El secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, ha indicado que espera que entre los posibles pactos entre formaciones políticas se pueda alcanzar un acuerdo en materia educativa, que tenga como base la libertad de enseñanza y el respeto a la educación concertada. Para Alvira, que PP y PSOE sean primera y segunda fuerza política es una "llamada de atención" a partidos como Podemos que han mantenido un discurso "más duro" contra la concertada.
Por parte de los estudiantes, el presidente de CANAE, Carles López, ha pedido a los partidos acabar con la situación de "incertidumbre" e "intranquilidad" en el alumnado y ha subrayado la necesidad de llegar a acuerdos, "pero con toda la comunidad educativa" y sin líneas "prefijadas", así como la paralización de la LOMCE. "El 1 de septiembre empieza el curso y los estudiantes no van a saber a qué atenerse con las reválidas, por ejemplo", ha advertido en relación al decreto que regula las de la ESO y Bachillerato que está pendiente de aprobación.
"Es pronto para decir nada", ha subrayado el nuevo presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), José Luis Pazos, que ha señalado que "ahora le corresponde hablar a los partidos" y que mientras tanto, su organización "va a seguir luchando por la educación pública y la mejora del sistema". "la LOMCE, está claro que el momento de paralizarla fue después del 20D y, sin embargo, ya se está terminando de implantar", ha lamentado.
En la misma línea, la responsable del Sector de Enseñanza de UGT, Maribel Loranca, ha indicado que es "pronto" para valorar el resultado porque aunque hay un "ganador" éste no tiene escaños suficientes para formar Gobierno. Mientras los partidos negocian, Loranca ha afirmado que UGT mantiene las mismas peticiones: Más inversión educativa, un pacto, paralizar la LOMCE para después derogarla, consensuar una nueva ley o asegurar el acceso a la universidad de los jóvenes.
El presidente nacional del sindicato docente ANPE, Nicolás Fernández Guisado se ha mostrado convencido de que con el actual escenario político es más posible que los partidos puedan alcanzar un acuerdo de mínimos y "no un pacto", que es "fundamental para salir de esta encrucijada". Asimismo, ha reclamado el cese "total" de los recortes y abordar "de una vez por todas" la situación del profesorado, que, a su juicio, es "la asignatura pendiente de todos los gobiernos".