Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pagola cesa en su cargo como alcalde de Calahorra tras 18 años en los que ha trabajado "sin descanso"

Javier Pagola ha cesado este sábado en su cargo como alcalde de Calahorra tras un pleno extraordinario celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de la localidad con un discurso en el que la emoción le restaba buena parte de voz.
A la presentación de su renuncia, anunciada el pasado miércoles, ha acudido la corporación en su integridad, concejales de pasadas legislaturas, afiliados y simpatizantes del PP, amigos, consejeros, diputados regionales y nacionales así como opositores políticos. A todos ha agradecido "de todo corazón", su compañía "en un día tan importante, emocionante y trascendente, así como complicado y difícil en mi vida política y personal".
De esta manera, Javier Pagola ha agradecido también a los ciudadanos su apoyo "porque entre todos habéis hecho posible que haya sido muy feliz trabajando para convertir Calahorra en el lugar ideal para vivir (...) Todo lo que he dado me lo habéis devuelto con creces".
También ha tenido palabras de agradecimiento para el Partido Popular, "por la confianza continuamente depositada en su persona durante seis legislaturas consecutivas"; pero sobre todo para su familia, cuyos miembros ha mencionado uno a uno, "porque con vuestro cariño todo ha sido más fácil".
Ha reconocido el trabajo de los concejales y ha tenido un emotivo recuerdo para la concejal de su partido, Eva Barco, fallecida en octubre de 2011 y para Ernesto Ortega, veterano edil que fue su mentor en los primeros años de alcalde.
Durante su discurso, también ha hecho un breve repaso de las realizaciones y dotaciones que ha conseguido para Calahorra de los que se siente "orgulloso".
"Tenemos un Hospital, dos centros comerciales, un Teatro, mejores comunicaciones, un Casco Antiguo revitalizado, un Centro Joven, la exposición 'La Rioja Abierta', dos polígonos industriales, un centro para discapacitados, más y modernas instalaciones deportivas, turísticas, culturales, educativas y sociales, la declaración de la Semana Santa calagurritana de interés turístico regional, el impulso de la proyección de la ciudad al exterior, unas cuentas saneadas, una presión fiscal baja, las Jornadas Gastronómicas de la Verdura, que ha consolidado a Calahorra como la Ciudad de la Verdura, la potabilizadora y depuradora del agua", ha señalado.
El cese de Javier Pagola causado, según dijo en su día "por responsabilidad, convencimiento y motivos personales" pone punto y final "a 22 años dedicados a la política municipal, 4 de ellos en la oposición y más de 18 años y medio como alcalde de mi querida Calahorra" en una labor cuyo desarrollo ha definido así: "Sin descanso, con esfuerzo, con ilusión, honestidad, todo el entusiasmo, he gestionado con transparencia, responsabilidad, respeto, lealtad, sensatez, ambición, exigencia, y máxima dedicación a servir a los calagurritanos y a mi ciudad".
"Me he entregado a mi tarea de alcalde sin límites ni horarios -ha seguido diciendo- lo he sido 24 horas durante 6.783 días. Mi despacho siempre ha estado abierto a todos los ciudadanos y mi mano siempre tendida para ayudarles e intentar solucionar sus problemas, siempre que ha sido posible porque muchos ciudadanos piensan que los alcaldes tenemos una varita mágica. Y lamentablemente no es así, pero a pesar de ello siempre lo he intentado y me he esforzado para conseguirlo".
Javier Pagola ha finalizado su discurso diciendo que le gustaría que le recordasen "simplemente como un buen alcalde, que es lo que siempre he intentado ser y que si me dejáis diré que lo he logrado".
La sesión se ha levantado tras una larga ovación y la escucha de los himnos de Calahorra, de La Rioja y de España.
Tras la renuncia de Pagola, sólo resta que el próximo sábado, día 18 de enero, el proceso de relevo se ultime con la toma de posesión del nuevo alcalde, Luis Martínez-Portillo y que el hueco dejado en la bancada del PP se llene con un nuevo concejal que por riguroso orden de lista debe ocupar la número 14 de la candidatura electoral, Beatriz Moreno Fernández.
Al acto del cese de Javier Pagola como alcalde de Calahorra han asistido el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, el presidente del Parlamento de La Rioja, José Ignacio Ceniceros y el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, entre otras autoridades.
El ya ex-alcalde ha firmado en el Libro de Honor del Ayuntamiento de Calahorra con la siguiente dedicatoria: "Emoción y satisfacción son los sentimientos que me invaden en este especial e irrepetible momento en el que renuncio a mi cargo del alcalde, después de casi 19 años inolvidables. Un auténtico orgullo y un excepcional prestigio para un apasionado de esta maravillosa ciudad como yo. Siempre llevaré en mi corazón a Calahorra y a los calagurritanos".
El escrito lo ha firmado 'Javier Pagola Sáenz. Alcalde de Calahorra desde 17 de junio de 1995 hasta el 11 de enero de 2014'.
En una intervención previa al Pleno extraordinario de renuncia, el presidente riojano ha reconocido "el valor" de Pagola como representante del PP en Calahorra y sus seis elecciones municipales ganadas consecutivamente y cada vez con más representación en la Corporación Municipal.
"Eso es fruto de la gratitud y el reconocimiento al buen trabajo por parte de los calagurritanos. Los ciudadanos de Calahorra han sabido valorar positivamente a Javier Pagola y al proyecto político que representa del Partido Popular", ha asegurado Sanz.
Preguntado por los medios de comunicación, Sanz ha despreciado la rumorología sobre las razones de la renuncia de Javier Pagola y que lo ocurrido en Calahorra pueda darse en otras poblaciones con resultados más tensos.
Así, el jefe del ejecutivo ha sugerido una comparación entre estilos políticos comparando "la serenidad" en el relevo de la Alcaldía de Calahorra comparándolo con el de otros partidos políticos, haciendo referencia a las disputas del PSOE en Arnedo y en Logroño: "Los hechos dicen que el PP hace las cosas cuando las debe hacer con mucha estabilidad y la responsabilidad con los ciudadanos y por tanto lo que hagamos, si es que hay que hacer algo en algún momento, lo haremos con el buen estilo que nos caracteriza y pensando en los ciudadanos, que son nuestra verdadera preocupación. Los temas personales -ha seguido diciendo- son secundarios. Nosotros no luchamos para hacernos con un puesto o coger un sueldo".