Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paliza a un colombiano por guardias del metro de Madrid

Las crecientes necesidades de garantías de seguridad en los lugares públicos tienen sus costes. La falta de profesionalidad y de escrúpulos, junto con el doble rasero con el que muchos miran a los inmigrantes, cada vez más presentes en nuestra sociedad, pueden provocar situaciones como la vivida en el metro madrileño el pasado mes de noviembre, cuando unos guardias de seguridad propinaron una brutal paliza a un ciudadano colombiano, que ha denunciado estos tremendos abusos. Afortunadamente, la reacción de los responsables de la empresa ha llevado consigo la expulsión de estos agentes. El peligro de la arbitrariedad de determinados organismos sigue presente, no obstante.
Recuperado de sus heridas y lesiones, Ramón, de origen colombiano, ha narrado a Informativos Telecinco su versión de lo sucedido: el 'delito' de este ciudadano consistió en tratar de coger el ascensor del metro de Madrid, a lo que varios guardias de seguridad se opusieron. Ante las protestas de Ramón y siempre según la versión de la víctima de la paliza, un guardia de seguridad le espetó 'cállate, sudaca de mierda', abuso que vino acompañado de una pelea a la que se sumaron otros guardias, que derribaron a Ramón y le propinaron patadas y porrazos.
"Me pegaron en las costillas, en todas las partes del cuerpo (...) pensé que me iban a matar", afirma Ramón. El parte de lesiones es claro: afirma que ha sido "víctima de una agresión salvaje".
Tras dos meses de baja, la víctima puso una denuncia y espera que se haga justicia. Por lo pronto, Metro de Madrid ha despedido a dos de los guardias implicados. Su caso podría ser el de cualquiera y el entorno inseguro y conflictivo en el que nos encontramos nos traerá muestras de este tipo de arbitrariedades y abusos.