Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide que el ejemplo del beato Álvaro del Portillo ayude a perseguir siempre la santidad en la vida

El Papa Francisco ha pedido que el ejemplo del nuevo beato Álvaro del Portillo, sucesor del fundador del Opus Dei, José María Escribá de Balaguer y beatificado el pasado sábado en Madrid, ayude "a responder con generosidad al llamado de Dios a la santidad y al apostolado en la vida ordinaria, al servicio de la Iglesia y de la humanidad entera".
Durante la audiencia general de este miércoles, Francisco ha saludado al prelado del Opus Dei, monseñor Javier Echevarría, al tiempo que ha llamado a "perseguir siempre la meta de la santidad en la propia vida con fidelidad a Cristo y al Evangelio".
El Pontífice ha recordado que este miércoles se celebra la Memoria Litúrgica de Santa Teresa de Lisieux, patrona de las misiones. Durante sus catequesis, ha reflexionado sobre los carismas. Ha explicado que son "algo más que un talento o una cualidad personal" porque son "un don del Espíritu Santo para poner al servicio de los demás". El Papa ha puntualizado que reconocer los carismas "no es tener envidia de los demás" sino que se debe asumir "con generosidad poniéndolo al servicio de los otros".
También ha explicado que no puede llegar a entenderse por uno mismo y que no hay que exclamar "este es mi carisma", sino que se reconoce en comunidad. Así se ha dirigido a los miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro y les ha pedido que cada uno se pregunte a sí mismo: "¿Qué carisma me dio el Señor?, ¿asumo ese carisma con generosidad y poniéndolo al servicio de todos?".
Durante los saludos, se ha dirigido a los peregrinos de lengua árabe, en especial a los venidos de Oriente Medio. El Papa abre este jueves una reunión en el Vaticano con los nuncios apostólicos de Oriente Medio, para analizar junto al pontífice y los Superiores de la Curia Romana, la crisis que desde hace tiempo afecta esta región.
Participarán los nuncios de Egipto, Israel-Jerusalén-Palestina, Jordania-Irak, Irán, Líbano, Siria, Turquía; los representantes de la Santa Sede ante las Organizaciones de las Naciones Unidas de Nueva York y de Ginebra y ante la Unión Europea.